Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
LIBRO DE LA SEMANA

El siglo de los mártires

El cristianismo es la vida de un pueblo que vive en el tiempo, en la historia. Y dice San Agustín que a un pueblo se le conoce por las cosas que ama, y se ama verdaderamente sólo aquello por lo que se está dispuesto a dar la vida. Por eso desde la primera generación, los cristianos veneraron siempre con especial devoción a los mártires, considerándolos, junto a los apóstoles y los profetas, como columnas que sostenían el edificio de la Iglesia.

132
0
Cuando se acercaba la celebración del Gran Jubileo del Año 2000, el Papa Juan Pablo II tuvo la genial intuición de colocar en primer plano la memoria de los mártires de este siglo XX. Los mártires son la verdadera apología de la Iglesia, porque muestran un amor que es más fuerte que la muerte, y porque en sus vidas tiene lugar una victoria misteriosa sobre el misterio del mal, que es un signo elocuente de la victoria de Cristo resucitado. Por otra parte, el martirio señala siempre el límite que la fe cristiana impone a la pretensión abusiva del poder mundano: esto ha sido especialmente visible en el siglo de las grandes ideologías totalitarias. Además, el Papa advierte que esta gran epopeya de la fe en el siglo XX, incluye un aspecto novedoso que a él le gusta llamar “el ecumenismo de los mártires”. En efecto, por primera vez, cristianos de diversas confesiones (católicos, reformados y ortodoxos) han tenido la oportunidad de confesar unidos su fe en Jesucristo, ofreciendo un testimonio de reconciliación que indica una vía para superar las divisiones aún presentes.

Para dar respuesta concreta a la petición del Papa, se puso en marcha en Roma la Comisión de Nuevos Mártires, donde se recogió durante años la abundante documentación que llegaba desde todos los rincones del planeta: encuestas, testimonios, relatos, investigaciones llevadas a cabo por los episcopados o las Órdenes religiosas. Cerca de diez mil documentos, que dejaban constancia de otras tantas historias, muchos de cuyos protagonistas eran hasta el momento desconocidos. Una de las personas que ha tenido la oportunidad de examinar este material, ha sido Andrea Riccardi, catedrático de historia contemporánea y fundador de la Comunidad de San Egidio, dedicada a promover el diálogo y la solución pacífica de conflictos en todo el mundo.

Apasionado por las historias que iba descubriendo en el archivo, Riccardi ha enhebrado una hermosa narración muy documentada, sin que la abundancia de datos ahogue en ningún momento la vibración del relato. El esquema de los capítulos presenta las diversas situaciones de martirio en el siglo XX: las persecuciones desatadas por los regímenes nazi y soviético, la opresión en los países del Telón de acero, el martirio ligado a la misión en los países del Tercer Mundo, y las situaciones menos conocidas de los países del comunismo asiático, así como un capítulo apasionante sobre el martirio de los armenios. Con buen criterio, el autor ha reservado un capítulo para los casos de México y España, bajo el título “El Estado contra la Iglesia”.

La lectura de “El siglo de los mártires” contribuirá a conservar viva la memoria de estos testimonios, y a contemplar y comprender mejor la novedad y la belleza humana del cristianismo.

Andrea Riccardi. El siglo de los mártires. Ed. Plaza y Janés. Traducido por Mónica Monteys. 447 páginas.
0
comentarios

Servicios