Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
MáS QUE NúMEROS

Euclides y la Matemática Difusa

A finales de los años cincuenta matemáticos del mundo entero se dieron cita en diversos seminarios y congresos que tuvieron lugar en distintas partes de Europa y América y en los que se discutió sobre la necesidad de introducir la llamada Matemática Moderna en la enseñanza secundaria.

0
Entre todos los seminarios internacionales que tuvieron lugar, el más famoso fue el de Royaumont (Francia) en noviembre de 1959. Allí la intervención del matemático francés Jean Dieudonné, terminó con estas palabras:

“Si todo el programa que propongo tuviera que condensarse en un sólo eslogan yo diría. ¡Abajo Euclides!”

El libro de los Elementos de Euclides había sido hasta entonces el texto obligado para la enseñanza de las matemáticas en todas las escuelas, su condena por uno de los más importantes matemáticos del momento iba a tener una enorme trascendencia.

Dieudonné añadió a su discurso una cautela didáctica: “ Hasta los 14 años es razonable dar a la enseñanza de la matemática un carácter experimental, tanto en el álgebra como en la geometría y no hacer ningún intento de axiomatización, lo cual no impide el uso de ciertos razonamientos lógicos.”

Pero el mal ya estaba hecho, su eslogan, sacado del contexto, dio la vuelta al mundo para ocasionar más confusión que beneficio. Supuso una coartada matemática magnífica para que los entusiastas reformadores hicieran caso omiso de las últimas recomendaciones y se precipitaran a eliminar la geometría euclidiana de todos los programas de matemáticas de primaria y secundaria.

Treinta años después, admitido el fracaso de la Matemática Moderna, tanto Euclides como Dieudonnée han quedado proscritos, acusados de abstractos, formalistas, rigurosos y lo que hoy en día es mucho más grave, de “elitistas y ajenos a la realidad”.

Ese fracaso se llevó por delante, también, veinte siglos de educación matemática. Los modernos pedagogos no quieren ni oír hablar del gran geómetra griego. En su búsqueda obsesiva por una forma de enseñanza lúdica de las matemáticas ya no encaja el libro más estudiado en la historia de la humanidad, el de los Elementos de Euclides.

En medio de este desolador panorama, para regocijo y satisfacción de quienes sostienen la necesidad de recuperar la geometría que la imparable apisonadora de la renovación pedagógica pretende enterrar, una dirección se ha colado en Internet. La universidad americana de Clark ha realizado una adaptación para la red de los Elementos. Una cuidada y maravillosa producción que obliga a alegrarse no sólo de la belleza de las matemáticas sino también de las posibilidades inmensas de las nuevas tecnologías.

Lo más curioso del caso es que la portada ofrece una conexión , Mathematically Correct, que da entrada a una asociación informal de profesores americanos en lucha por la recuperación de “la cordura” en la enseñanza de las matemáticas. Ahí se puede encontrar una extensa y completísima documentación sobre el movimiento llamado New New Math o Fuzzy Math, que ha invadido las escuelas americanas y que, traducido en España por Matemática Postmoderna o Difusa, se ha puesto de moda, tras la implantación de la LOGSE, en nuestro país.

El eslogan, escogido por la nueva asociación, habla por sí solo:

2 +2 = 4
There is a mathematically correct solution
0
comentarios

Servicios

  • Inversión
  • Seminario web
  • Podimo
  • Tienda LD