Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
INDICADORES FIABLES EN INTERNET

Faldas y hamburguesas

Existen algunos indicadores económicos que suelen sorprender a causa de su aparente impertinencia económica. Acaso el más famoso sea el denominado "largo de las faldas", según el cual, cuando en las pasarelas de moda el promedio de la longitud de las faldas de las modelos es mayor que en la temporada anterior, es probable que se inicie (o prosiga) una fase de recesión económica. Otros indicadores conocidos son, por ejemplo, el número de pasajes de avión o los pares de zapatos vendidos.

José Hermida
0
Acaso el parámetro comparativo más fiable sea el precio de las hamburguesas en los distintos países, indicador que presenta además la virtud de aportar referencias en cuanto al cambio de las monedas (concepto paridad de poder de compra o PPP). La ventaja que aporta el precio comparado de las hamburguesas es la homogeneidad cultural de los consumidores; se puede ver más
información sobre el standard hamburguer en www.zidro.com/z/bigmac.htm,
donde además se ofrece una tabla comparada de los precios de una BigMac de 31 países incluido el promedio de la zona euro. Los precios se muestran en moneda local y dólares indicando la tasa de cambio y el valor relativo contra el dólar. De forma resumida podemos observar que cuanto mayor es la apreciación de una moneda con relación al dólar, mayor es el precio de la hamburguesa.

Es posible que en el entorno de Internet, otros indicadores operen
exactamente al revés. Podemos observarlo en los precios de los registros de dominios y de los alojamientos en servidores: cuanto mayor es el desarrollo de un país, tanto menores resultan los precios de los servicios prestados, y por supuesto, el mismo gasto de la conexión. De suyo, con el precio que una empresa española paga por el registro de un dominio, distintos proveedores de Estados Unidos ofrecen no sólo el registro, sino el alojamiento (harina de otro costal es la calidad del servicio prestado, la atención al cliente y otros factores).

En un reciente congreso celebrado en Madrid, el director general de un importante portal de ventas B2C comentaba los resultados de las encuestas internas que se llevaban a cabo periódicamente con los clientes habituales del sitio web, indicando no sólo el bajo nivel de fiabilidad de la investigación realizada, sino incluso los extremos en que los consultados mentían. Por ejemplo, se ponía de manifiesto que los encuestados falseaban datos sobre su edad y hábitos de compra. La mentirijilla más corriente consistía en asegurar que estaban conectados desde sus domicilios
particulares, cuando en realidad, a juzgar por el registro de la hora, se encontraban en el puesto de trabajo.

Las empresas que mantienen negocios en Internet no deberían dar por ciertos aquellos datos aplicables a las estrategias de marketing que provienen de los mismos usuarios. Antes al contrario, y por ahora, los métodos convencionales de investigación de mercado son los más indicados para obtener aproximaciones fiables acerca del comportamiento de los consumidores. Es más razonable fiarse de los datos aportados por un analizador automático de visitas que de los suministrados por las personas,
a no ser, naturalmente, que se trabaje sobre la base de encuestas
tradicionales fuera de línea, las cuales presentan el inconveniente de requerir altos presupuestos de investigación.

Lo que queda por encontrar es indicadores similares a los de una hipotética ciber-hamburguesa. Pero eso está al caer.
0
comentarios

Servicios