Menú
EL MUNDO DE LOS CóMICS

La nueva vida del Capitán Marvel

Marvel es una empresa con el gatillo fácil a la hora de cancelar colecciones. Muchos aficionados han sufrido en sus carnes esta característica de la autoproclamada “Casa de las Ideas”, siendo ejemplo las cancelaciones de “New Warriors”, “Nova”, “X-Men: Los Años Perdidos”, etc. Y es que, sobre todo últimamente, la práctica totalidad de las colecciones de Marvel que salen al mercado son canceladas a los ocho números, si no se convierten en rotundos éxitos de ventas.

0
Si a lo citado anteriormente añadimos el hecho de que una colección anterior protagonizada por el Capitán Marvel había sido suprimida después de una corta existencia, las posibilidades de supervivencia de la serie que hoy nos ocupa eran verdaderamente escasas. Pero en un mercado tan multitudinario como es el del cómic americano, a veces la calidad se hace notar. Y en “Capitán Marvel” se ha notado. Mucho.

El primer Capitán Marvel era un alienígena que, casualidades de la vida, se llamaba Mar-Vell. Pasó a engrosar las filas de los Vengadores y protagonizó una serie en la cual el tópico eran las luchas cósmicas entre entidades de infinito poder. Al final, murió de una forma ciertamente extraña en el Universo Marvel (en el que todos los superhéroes mueren en batallas de enormes proporciones y dramatismo, buscando el mayor golpe de efecto posible): por una enfermedad. Años después salió al mercado una nueva serie, protagonizada por Genis, el hijo perdido de Mar-Vell. La colección no pasó de la treintena de números de lo mala que era. Nadie quería oír hablar del Capitán Marvel.

Pero llegó uno de los mayores éxitos de Marvel del 2000: la maxiserie “Siempre Vengadores”. En ella aparecía un Genis proveniente del futuro con una personalidad que distaba mucho de la de su “yo” pasado, esto es, del Genis chulo y tonto que todos habíamos conocido y odiado. Terminada la maxiserie, Marvel decidió sacar tajada del éxito de ésta y anunció la publicación de una serie dedicada al Capitán Marvel. Ésta retomaba la acción justo donde la dejaba “Siempre Vengadores”, con un Genis unido de forma extraña a Rick Jones, personaje que casi siempre ha ejercido el papel de “sidekick”, esto es, ayudante del héroe. Su unión se basaba en que, cada vez que uno de los dos chocaba dos brazaletes mágicos entre sí, era sustituido por el otro.


El nombre del guionista ha sido probablemente lo que más ha movido a los aficionados a seguir la colección: Peter David. Este escritor ha sabido impregnar la serie de un humor desenfadado, basado en los diálogos inteligentes y la relación entre personajes, características heredadas de su aclamada etapa en “Hulk”, serie de la que se ocupó durante varios años y que le ha valido su actual fama. David ha sabido explotar la relación Genis-Jones al máximo, demostrándonos que este último es un guasón de primera que aprovecha cualquier ocasión para reírse de un Genis despistado y desconocedor de las costumbres de la Tierra. Además, ha colado por medio a Marlo, la ex mujer de Rick, con la que éste intenta reconstruir su matrimonio. Así, David se trae a “Capitán Marvel” una situación que le quedó pendiente en su etapa en Hulk. Sin embargo, es necesario repetir que esta es una serie de humor, y la relación Rick-Marlo va a servir sobre todo para dar pie a unas situaciones rocambolescas (como la atracción de Genis por Marlo) y ciertamente divertidas.

El dibujante es bastante desconocido por estas tierras. Se trata de Chris Cross, una joven promesa cuyo único trabajo para Marvel ha sido la malograda serie “Slingers”. Pero Bob Harras, director de Marvel en el momento de comenzar la serie, opinó que su trabajo había sido menospreciado y le asignó la parte gráfica de Capitán Marvel. Es el de Cross un dibujo moderno, más característico de la tira cómica que del cómic en sí, cuyo punto fuerte son las expresiones faciales. Esta última característica le ha ayudado enormemente a la hora de encargarse de esta colección, ya que cuanto más expresivas resulten las caras de los personajes, mejor se aprecia el humor de David.

En conclusión, Capitán Marvel es una serie muy divertida, dotada de un dinamismo y una capacidad de entretenimiento que la destacan por encima de otras series mucho más pausadas y “serias”. Una lectura recomendada para cualquier aficionado, y que arrancará más de una risa cuando Genis lance su “intimidante” grito de guerra: “¡¡VAYA GANSO SOY!!”
0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation