Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
CRóNICAS REALES

La salud del Rey

La salud del Rey es, sin duda, asunto de Estado. Y, además, motivo de interés para todos los españoles, por el crédito de aprecio personal y político que don Juan Carlos acumula. Así que se entiende que cualquier vicisitud que acaezca, aunque se trate de un simple chequeo rutinario, nos interese.

José Apezarena
0
Esta vez ha sido algo más que una revisión: acaba de ser intervenido quirúrgicamente de unas varices en la pierna derecha. Una operación inicialmente sencilla, que se ha saldado con un día previo de ingreso, anestesia local, y un tercer día de convalecencia. Pero, como digo, el asunto interesa.

Y en este (leve) episodio se han dado circunstancias reseñables, que vale la pena repasar. La intervención ha tenido lugar a los veinte días de una revisión médica realizada en Madrid, en la clínica La Zarzuela. “He venido a hacerme una revisión y me dicen que estoy muy bien… así que no vayas a contar otra cosa”, comentó ese día don Juan Carlos al fotógrafo que le esperaba a la salida. Y tres semanas después se ha producido la operación de varices.

Siendo ésta una actuación médica sencilla, que en la capital de España se realiza de rutina, el Monarca, sin embargo, ha ido hasta Barcelona, a la clínica Sant Josep, para someterse a la intervención. Además, el equipo médico que ha operado ha sido coordinado por el doctor Gil Vernet, cuya especialidad es la urología, hasta el punto de ser uno de los más eminentes urólogos de este país. Es el mismo que le atiende desde hace años, tras el grave accidente que sufrió don Juan Carlos mientras esquiaba en Suiza, y que le produjo una preocupante lesión en la pelvis que ha requerido tratamiento desde entonces.

Gil Vernet sigue con gran atención al Rey, que periódicamente se pone en sus expertas manos para someterse a un chequeo, al menos anual. El último fue hace poco más de seis meses, el 8 de julio pasado. Al término, el doctor explicó que don Juan Carlos gozaba de buena salud, aunque precisó que padecía una lesión en un hombro que, en caso de provocarle molestias, haría necesaria una intervención quirúrgica.

Aquel “aviso” hizo pensar entonces que se trataba del deseo de tranquilizar, con tiempo, ante un seguro y próximo ingreso hospitalario. Lo ha habido, pero —nos cuentan— para una operación de varices.

La salud del Rey nos interesa.
0
comentarios

Servicios