Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
MáS QUE NúMEROS

Las matemáticas son lo que tú quieres que sean

El Ministerio de Educación, con el fin de dar su apoyo a la celebración del Año Mundial de las Matemáticas, convocó el pasado marzo un premio nacional para aquellos profesores de enseñanza primaria y secundaria que escribieran la biografía de algún matemático español o relataran algún acontecimiento ocurrido en España y que hubiera contribuido al desarrollo de esta ciencia en nuestro país.

0
No sé si el plazo de siete meses fue demasiado corto o si el millón y medio de pesetas en premios resultaba poco atractivo o si el tema no era en absoluto motivador pero el hecho es que a punto ha estado de declararse el premio desierto.

Se presentaron seis trabajos. Entre ellos, dos biografías idénticas de Emiliano Aparicio Bernardo, uno de los llamados “niños rusos” que estudió Ciencias Matemáticas en Moscú y en 1976 fue contratado por la Universidad de Bilbao y pudo así establecerse en España. Desde entonces y hasta su muerte, en 1998, ejerció la docencia en la ahora llamada universidad del País Vasco, su doble condición de matemático y experto conocedor de la lengua rusa le permitió ser el traductor casi oficial de los textos universitarios de la Editorial Mir de Moscú.

Otro de los trabajos entregados con el título “Las matemáticas de Colón” era más una clase de cartografía que una biografía. Los tres restantes se ocuparon de Leonardo Torres Quevedo (1852-1936), del matemático riojano Sixto Cámara (1878- 1964) y del conocido estadístico, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y hoy miembro de la Real Academia de Ciencias, Sixto Ríos García.

Quizás la participación habría sido mayor si el tema propuesto hubiera tenido relación con la fotografía matemática, acertijos y juegos matemáticos, la matemática y la equidad de sexo, la etnomatemática, en fin todo aquello que es considerado como políticamente correcto por los pedagogos modernos, pues, desgraciadamente, ya sea por razones políticas o por pura dejadez y pereza, entre el profesorado de enseñanza preuniversitaria es enorme la influencia de quienes consideran que la misión de la escuela no es enseñar sino entretener.

Significativa puede resultar la frase que rezaba en uno de los carteles conmemorativos del ya terminado Año Mundial: “Las Matemáticas son lo que tú quieras que sean”. El cartel, dirigido a los niños, transmitía un mensaje pedagógico que ha calado ya en muchos profesores, si las matemáticas te resultan aburridas, conviértelas en otra cosa.
0
comentarios

Servicios