Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
ARTE Y ESPECTáCULO

Los libros más bonitos

Hay una bonita exposición en la Biblioteca Nacional dedicada a los libros. Es algo que le es propio. Se titula “Expolibri 2000, muestra de los mejores libros hechos en el siglo XX”. Con carácter didáctico, buscando dar a conocer el libro “bien impreso y encuadernado” es la iniciativa del gremio de Artes Gráficas y Manipulados de Madrid. El comisario de la muestra es José María Delgado. Es al fin y al cabo una reflexión sobre el libro y sus funciones a través del producto gráfico más emblemático de los que construyen.

136
0
Expolibri 2000 dedica sus esfuerzos a presentar los libros y su evolución aprovechándose que Gutenberg, inventor de la imprenta, nació en el año 1600. Tiene en sus estantes 270 libros expuestos, hay 50 que son incunables y el resto son ediciones bellas y hermosas de textos con sus correspondientes ilustraciones. Muy interesante. Pero lo es mucho más el carácter didáctico de la muestra en la que jóvenes explican a los visitantes cómo y de qué manera se hace una edición en todas sus facturas, formas y maneras, desde las letras capitulares a las encuadernaciones, pasando por las formas de impresión de estampas para hacer más fácil de leer los textos.

Expolibri 2000 es el deseo de mostrar a la sociedad la importancia de los libros y las actividades afines que se hacen en las artes gráficas. Este sector mueve alrededor de 1´2 billones (con “b”) de pesetas. Da empleo a más de 110.000 trabajadores. Es una de las principales industrias españolas, es el cuarto sector industrial en importancia en cuanto a mano de obra empleada. Es un área dinámica que ha evolucionado a lo largo del tiempo y que sigue imponiendo una gran capacidad de reconversión tecnológica, ahora que entramos en el siglo XXI. Ellos lo saben y lo que hacen con esta exposición es demostrarlo con bellos libros, los mejores del siglo según ellos. Es cierto. Quizás falten algunos que son buenos pero todos los que están son preciosos.

Gutenberg inventó la imprenta en 1454 y este artilugio está en esta exposición con una reproducción de la misma que generalizó la difusión de la cultura y el conocimiento humanos. Y desde allí las siete salas van mostrando cómo eran los libros en los siglos XV y XVI (sala 2), en el XVII y XVIII (sala 3), en el siglo XIX (sala 4). Terminan éstas con una sala dedicada a los facsímiles y otra más dedicada a las técnicas que se utilizan hoy en día, que las ciencias han avanzado una barbaridad. Ahora para imprimir, es decir para hacer libros y periódicos, revistas, folletos, catálogos...ya no hay “plomos” y se utiliza el huecograbado, la tipografía y el ofset. Esas formas que han permitido que desde 1950 hasta 1990 se hayan editado tantos libros como los que se hicieron desde la invención de la imprenta hasta ese año. Bueno, es el mismo ritmo que permite que se hagan en España 50.000 ejemplares nuevos, eso sí, la mayoría reediciones de textos ya impresos anteriormente.

Con esta exposición y con la visión de libros bellos y bonitos, hay unos bellos ejemplares de El Quijote y libros facsímiles y libros preciosos hechos al gusto del siglo XX, uno se pregunta si está amenazado. Yo creo que no. Al contrario, goza de muy buena salud. Y un ejemplo es que cada día se usa más del papel impreso ya que es muy barato hacerlo. El ordenador, este ordenador en donde me esta leyendo querido lector, tiene una tecla que dice imprimir y fácilmente esto aparece en papel donde es mucho más agradable digerir una opinión expresada “negro sobre blanco” que sobre una pantalla del “ordenador”. Dicen las malas lenguas que IBM no quiere papel encima de la mesa de sus empleados, que todo debería ser electrónico. Pues no, esta empresa anda mal, no pensó bien cómo sería el futuro, y todos tenemos muchas más cosas impresas que antes, que utilizábamos los calcos o la fotocopiadora. Eso es en el texto convencional, si a eso le añadimos la cantidad de libros buenos (y malos para que vamos a engañarnos), tenemos una montaña de saber que una exposición nos recuerda con valor didáctico. En fin
0
comentarios

Servicios