Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
CRóNICA DE LA BUENA SOCIEDAD

Madrid al completo: baile, teatro y música

Comienzo esta semana como las anteriores con una noticia triste y desagradable, el funeral por la memoria de Pedro Carrasco. No sé cómo calificarlo si de patético o de tercer mundista. Me resultaba imposible llegar hasta la iglesia porque estaba totalmente tomado por miles de personas que se agolpaban en las inmediaciones. Eso me parece muy bien, lo que se me escapa de las manos es la agresividad contenida. Ya no es que le impidan a uno trabajar, que es lo que hacen, sino lo que estorban, y no es eso lo peor...¡lo que insultan!. En mi vida he oído tantas ordinarieces en tan poco tiempo. No a mí, afortunadamente, pero sí a los protagonistas.

0
Lo que llamaron tanto a Rocío Jurado como a su hija Rociito no lo voy a repetir y así les dejo a ustedes que den rienda suelta a su imaginación. Pero no es esto lo peor, hubo una serie de personajes de quinta que no tienen categoría para ser nombrados en esta humilde sección que estoy seguro que no conocían ni a Raquel Mosquera ni a Pedro. Que simplemente van allí para la foto o para salir en la televisión. Se pueden imaginar que esa actitud no me parece de recibo. Pero en fin siempre se quedaran ahí en el ostracismo total y absoluto. ¡Cuánto mejor estarían en su casa!

Después de soportar millones de empujones y pisotones me fui a la entrega de la decimocuarta edición de los Premios Alimentos de España que concede el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación. Al frente de todo estaba el ministro Miguel Arias Cañete, por cierto que me pareció un señor encantador. La cita fue en el Hotel Meliá Castilla y en los tres salones dónde se hizo la presentación estaba lleno a rebosar y la cantidad de comida que había es imposible de enumerar. Para coger un plato de jamón de Guijuelo casi había bofetadas. No se pueden ustedes ni imaginar cómo tengo el michelín de disparado. Estuve un momento charlando con mi querida Paca Rico, que para mí fue la estrella de la noche en la entrega de los Goya. También vi al torero Joselito con su mujer; a la diseñadora Teresa Palacio (una de las que viste a la Reina), que está preparando la próxima colección. A la salida coincidí con el hijo de la desaparecida restauradora Mayte Commodore y a su nuera Gema, que por cierto esta semana ofrecieron un almuerzo en su restaurante a todos los miembros de la peña Primera Plana de la que, como ya les he contado, formo parte. Durante la comida nos adelantaron los finalistas de los Premios de Teatro que llevan su nombre y que este año alcanzan su trigésima edición. Algunos de ellos estuvieron presentes, como la actriz Nuria Gallardo; Ignacio García May, autor de la obra “Los vivos y los muertos”; Magüi Mira; Mara Recatero. Tendremos que esperar hasta el veintiséis de marzo, que como siempre y en el trascurso de una cena, conoceremos a los ganadores.

La que gana por días es mi gran amiga María Rosa la bailarina. Estuve en el estreno de su último espectáculo que lleva por nombre “El Rocio”, en memoria de la Condesa de Barcelona. Al estreno acudió su nieta, la infanta Doña Elena y su esposo Jaime de Marichalar. Los Duques de Lugo fueron recibidos a las puertas del teatro Madrid por la misma María Rosa, por el ministro de Justicia Ángel Acebes y por el alcalde de Madrid y señora. La bailarina antes de comenzar el espectáculo de su ballet tuvo unas palabras muy entrañables para Doña María de las Mercedes “Ya que a su alteza le gustaba mucho y el Rocío era una de sus piezas favoritas”.

Como es habitual a Doña Elena no le faltaba detalle. Pelo recogido en forma de trenza, chaqueta en seda color tabaco muy entallada y pantalón negro ancho con bordado a los lados y gran tacón. Elegantísima. No podía faltar en el estreno Sara Montiel que me contó que se iba a Nueva York porque la Organización Hispana de Actores Latinos le ha concedido el galardón Rita Moreno. Este premio se otorga a los actores que han mostrado una excelente profesionalidad y apuestan por la cultura de los pueblos hispanos. Sara es un personaje muy querido y tiene muchísimos seguidores tanto en USA como en Europa.

Quien también se ha presentado con un nuevo espectáculo en Madrid es Isabel Pantoja. Se pueden ustedes imaginar que el éxito está asegurado. El teatro Calderón estaba, como se suele decir, lleno hasta la bandera. Desde el primer momento en que apareció ante el público la tonadillera y hasta que se fue, la gente estuvo en todo momento volcada con ella. Se come el escenario y desde luego da gloria ver como mueve la bata de cola ¡Felicidades!

Igual que a María José Cantudo, ella se atreve con todo. Ahora aparece también en Madrid con la obra “El Baile” de Edgar Neville. Muchos de ustedes recordarán cuando la interpretó la ya desaparecida Conchita Montes, la querida del autor de toda la vida. La de Linares ha invertido hasta su última peseta. “Cómo me vaya mal —me comentó— voy a estar comiendo lentejas durante tres años... como poco”. Seguro que no va a ocurrir eso. Ojalá que le vaya bonito, como dice la canción.

Tanto María José como Isabel estuvieron acompañadas en sus respectivos estrenos por sus hijos. ¡Cómo debe ser, ya que madre no hay más que una!
0
comentarios

Servicios