Menú
CRóNICA DE LA BUENA SOCIEDAD

“Música y lujo”

Qué ganas tenía de comenzar la sección sin tener que referirme a ningún fallecimiento. Empezaré por orden. Lo primero que hice la semana pasada fue ir a la ópera, tengo que confesar que en esta ocasión iba con bastante miedo ya que la obra era totalmente desconocida, no sólo para mí sino para todos, ya que era estreno mundial: “La Señorita Cristina”, música de Luis de Pablo. La música de este siglo no es por nada, pero me impone bastante; recuerdo cuando escuché otra obra de este autor hace más de quince años en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, y me espantó. Me estoy refiriendo a “Kiu” y claro, tenía mis más y mis menos. Hubo gente que en el entreacto se marchó, no fue mi caso, yo aguanté toda la obra y cada vez me gustó más aunque repito es bastante difícil. Lo que sí me llamó la atención es que vi gente muy diferente a otras ocasiones; al tener abono para toda la temporada, las caras suelen repetirse. Bueno, el Teatro Real de Madrid, el sábado pasado, estaba lleno de gente que bien había encontrado entradas sin ningún tipo de problema o los que tenían el abono las habían regalado o las habían vendido.

0
Vi a la que fue ministra en la anterior legislatura, Isabel Tocino, de negro al igual que Lola Carretero con su marido Iñaki Gabilondo que estaba fascinado, de los pocos, con la obra. Una buena puesta en escena por parte de Francisco Nieva y un elenco de cantantes también muy digno, sobre todo, gran ovación cuando salió a saludar la soprano Victoria Livengood, que interpreta el papel de Cristina. Luis de Pablo también fue muy ovacionado. La verdad es que el fin de semana fue de lo más musical y les voy a contar el motivo.

Mi gran amiga Pilar González de Gregorio, más conocida en los círculos sociales como duquesa de Fernandina, se casó, por tercera vez hace más de tres meses, en el Juzgado de Chinchón en el más absoluto de los secretos. Todo se lo preparó una gran amiga suya, la abogada matrimonialista y también gran amiga mía, de mi grupo de Biarritz, Trini García del Nero, que por cierto si su casa de Biarritz es bonita, ¡la de Chinchón no se queda atrás! Bueno pues a lo que íbamos, el domingo celebró su boda con el famoso concertista de piano Joaquín Soriano. El lugar elegido: el salón de columnas del Círculo de Bellas Artes, todo perfectamente organizado por Jean Louis Mathieu y Ramiro Jofre. La fiesta consistió en un maravilloso concierto para piano acompañado de violín, violoncello, viola y contrabajo. Con un programa de lujo. Toda la primera parte dedicada a F. Schubert y la segunda consistió en unas tonadillas de Granados; la famosa habanera de la opera “Carmen”; un aria de la opera “Sansón y Dalila” y diferentes piezas de zarzuela. Todo un éxito.

Después un magnifico cóctel. Pilar estaba elegantísima y feliz, como se pueden imaginar. Siempre digo lo mismo al referirme a ella, pero es que es una de las señoras más elegantes que conozco. Iba con un traje negro de tirantes por debajo de la rodilla y a esa altura terminaba en unos flecos, medias negras y zapato de salón con gran tacón, chal de organza en el mismo color. Joaquín como todos los señores de azul marino. Muchos invitados aunque hubo una gran ausencia, la de su madrina la infanta Doña Pilar de Borbón, duquesa de Badajoz. Pero sí puede ver a la duquesa de Franco que me comentó que su hija Carmen, gran amiga de Pilar, no pudo asistir por no estar en España.

Aline Griffith, condes de Romanones, elegantísima de burdeos; duques de Plasencia; duquesa de Arcos; conde de Atarés; condes de Orgaz; barones de Grado; Marita March; duques de Sueca; Beatriz Orleáns-Borbón; marqueses de Dillatorcas; Juan Luna, conservador del Museo del Prado; mi gran amigo el decorador José Luis López- Chicheri; Adela Quijano, viuda de Sanz-Britz; condesa de Revilla de Camargo; el anticuario Carlos Duell de la Villa; el embajador García-Bañón; Josemi Rodríguez-Sieiro y su madre María Marcela Rodríguez Vila; la bailarina María Rosa y muchos más. Lo que tengo que decirles es que salvo raras excepciones todas iban de negro. Una convocatoria maravillosa y sobre todo una idea de celebrar una boda, elegantísima ¡Cómo me gusta, felicidades!

También tengo que felicitar a mis amigos Antonio Fournier y a su mujer Joanna N. Vardinoyannis por el magnifico cóctel que organizaron en su maravillosa casa de Madrid. Al llegar me llamó la atención la presencia de policía y al subir al piso lo comprendí todo ya que estaba su alteza real la princesa Irene de Grecia y Alicia Koplowitz. Las dos con su seguridad personal. Tanto Antonio como Joanna estuvieron en todo momento pendientes de todos los invitados. Estuve mucho tiempo hablando con Miriam Ungria, casada con Kardam de Bulgaria que también acudió; Simoneta Gómez-Acebo y su marido José Miguel Fernández- Sastrón que llegaron de los últimos; Luis Alfonso de Borbón, fachón y encantador; Isabel Silva-Ramos con su marido Juan Carlos Zurita; María Vidaurreta; el doctor José María Sada García-Lomas, el joyero Luis Gil; como siempre me llamó la atención Marta Fournier, hermana de Antonio, por su belleza y simpatía, igual que su madre, muy elegante también de negro como casi todas las señoras; Ignacio Múgica y su mujer se han trasladado a vivir a Madrid; muchísimos galeristas que están de paso por Madrid con motivo de Arco. De verdad un éxito de convocatoria. Ojalá que haya muchas fiestas de este nivel y sobre todo que me inviten. Me gusta tanto...
0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
España Baila Flamenco