Menú
LA PRUEBA DE LA SEMANA

Opel Corsa 1.7 DTI Elegance

El Corsa de 2000 ha sufrido una importante transformación. Más amplio, más seguro y sobre todo más estable que su ancestro, el benjamín de Opel dispone, también, de un motor turbodiesel muy alegre y económico como el 1.7 TDI probado.

Enrique González
0
Si la competencia que existe en cualquier escalón del mercado es realmente elevada, en el que se mueve el Corsa hay que hablar de auténtica “batalla campal”. Sin embargo, a la vista de lo que ofrece el nuevo modelo, la ventaja que le llevaban algunos de sus rivales -Peugeot 206, Seat Ibiza, Fiat Punto, Renault Clio...- la podrá enjugar, cuando se ponga a la venta a partir del próximo día 21 de octubre, sin excesivas complicaciones.

NUEVA PLATAFORMA

Para ello, Opel ha dado la vuelta por completo a un modelo que del anterior conserva la denominación comercial y poco más. De entrada, hay que destacar el buen trabajo llevado a cabo con las suspensiones -evolución de las ya vistas en el Astra- y con la definición de una base rodante que, muy rígida y característica por su larga distancia entre ejes, borra de un plumazo antiguos recuerdos de un coche que no era precisamente un alumno aventajado en materia de comportamiento.


Ahora lo cierto es que el panorama ha cambiado sustancialmente. El Corsa se inscribe en las curvas con una facilidad pasmosa, la carrocería apenas balancea y el tren delantero transmite fielmente lo que sucede entre las ruedas y el asfalto. Destaca por otro lado la nueva servodirección eléctrica que, montada sobre el subchasis, colabora positivamente a conseguir una apreciable y eficaz puesta en la carretera.

TURBODIESEL DE 75 CV

En cuanto a la gama de motores, con cinco opciones disponibles, la nueva generación de propulsores turbodiesel también está a la altura de las circunstancias. El 1.7 litros de 75 CV probado es bastante respetable, tanto si nos fijamos en su diseño – con culata multiválvulas, doble árbol de levas en cabeza y alimentación por inyección directa- como en su honesta capacidad de andar.

Aunque no llega a ser tan brioso como el HDi del Peugeot 206 o el TDi del Seat Ibiza, con 90 CV ambos, su economía de uso es francamente buena, mejor incluso que la de aquellos, y permite unos desahogados cruceros que a nadie dejarán indiferentes sobre todo si tenemos en cuenta su cilindrada y potencia. Algo menos nos ha gustado la rumorosidad que se filtra en el habitáculo, un detalle a revisar y que le haría ganar muchos enteros en términos de confort.

Respecto a la configuración del interior, el Corsa de la tercera generación demuestra ser más espacioso que su predecesor. Se ha ganado en todas las cotas, con especial atención al espacio libre para las piernas en las plazas posteriores, aunque en las versiones de tres puertas, como en la ensayada, el acceso a estas últimas exige alguna que otra contorsión al abatirse sólo los respaldos y no todo el conjunto.

MODERNO DISEÑO

El diseño, por su parte, ofrece un aspecto mucho más moderno que antes. A esto hay que sumar una notable calidad de terminación y un puesto de conducción que se adapta sin complejos a las más variadas tallas gracias a los variados reglajes disponibles en el asiento y en el volante.

El gran avance experimentado por el nuevo Corsa no acaba aquí. La seguridad pasiva, por ejemplo, es de referencia. Incluye en origen airbags frontales y laterales -como en el acabado Elegance- reposacabezas activos en las plazas delanteras, cinturones con tres puntos de anclaje y pedales desacoplables en caso de accidente.

Otros accesorios de interés, como el equipo de música, las llantas de aleación, los elevalunas y espejos exteriores eléctricos o el aire acondicionado, también son de serie en esta terminación, mientras que su precio final, 2,2 millones, está en la línea de su principales rivales con un atractivo añadido. Ese no es otro que su competitiva relación precio-equipamiento, al menos en la terminación alta de gama Elegance, con la que Opel tratara de acortar la ventaja que, en términos de potencia, le llevan algunos de sus competidores como los ya mencionados Seat Ibiza TDi y Peugeot 206 HDi.

0
comentarios

Servicios