Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
CRóNICAS REALES

¿Qué celebramos?

Este miércoles, 22 de noviembre, las Cortes se vestirán de gala para recibir, otra vez, a don Juan Carlos. Y en todas las pupilas reaparecerán las viejas imágenes de aquel mismo día, hace 25 años, cuando, con el cadáver de Franco todavía en el Palacio Real, un jovencísimo Príncipe se convertía en Rey de España.

José Apezarena
0
La celebración de tan singular aniversario no está resultando demasiado aparatosa, la verdad. Desconozco las razones -que las tiene que haber- pero quizá sea lo mejor. Así, tenemos apenas esta ceremonia solemne en el viejo palacio de la Carrera de San Jerónimo, y un ciclo de conferencias organizado por la Academia de la Historia, a lo que añadir, eso sí, el recuerdo en todos los medios informativos, y un programa especial en TVE, una vez más depositaria de este tipo de exclusivas, y con la inevitable Victoria Prego por medio. En cuanto a las conferencias, máximo interés por las que van a pronunciar en los próximos días Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Alfonso Guerra, José María Aznar y Felipe González. Ahí es nada.

Y la radio no va a quedar ausente, porque don Juan Carlos ha querido que el mismo día 22 se emita un mensaje suyo, por las cuatro grandes cadenas, en horario de máxima audiencia, es decir, por la mañana. Y antes, el lunes, el Rey desea recibir en La Zarzuela a los cuatro conductores de esos espacios estrella, Luis Herrero, Iñaki Gabilondo, Luis del Olmo y Julio César Iglesias.

Bien, pero, con estos recuerdos, ¿qué celebramos?Conmemoramos el instante en que nació esta España que gozamos hoy. O lo que es lo mismo, un país democrático, moderno, rejuvenecido, nuevo, ilusionante, libre. Con sombras, que las hay, pero, desde luego, sobrado de luz. Y en esta aventura ha sido protagonista principal -timonel, conductor, motor, como quiera llamársele- aquel joven Príncipe que acudió a jurar ante las Cortes franquistas. Ni lo más soñadores se atrevieron a imaginar que las cosas pudieran rodar como han rodado. Si entonces nos hubieran dejado mirar por una rendija a este presente, no lo habríamos creído. Eso celebramos. Por si alguien olvida de dónde venimos.
0
comentarios

Servicios