Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
LOS LIBROS DEL DíA

Recomendados en Libertad Digital

Esta semana, las lecturas nos invitan a diferenciar entre el desarrollo y el progreso de la mano de Luis Racionero que trata de separar estos dos conceptos que durante tanto tiempo han viajado de la mano. También hay una invitación para adentrarnos en la decadencia de la mente, descubrir el nexo de unió de varios asesinatos que a priori nade tienen que ver o disfrutar echando la mirada atrás para fijarla en la infancia.

Varios autores
0
LUNES: EN TORNO A LA EUTANASIA por Antonio López Campillo

Sobre un tema que se ha puesto de moda, un libro que exponga las distintas opiniones que hay en nuestro país, es bien venido. Es asunto serio, pues se trata de nuestra responsabilidad ante la muerte. No sólo de poder disponer de nuestra vida en caso de enfermedad incurable, se trata de decir quién ejecutara nuestra ultima voluntad.

Carla Fibla ha seleccionado un conjunto muy amplio de interlocutores. Hay médicos, juristas, científicos, periodistas, artistas, filósofos, agnósticos y teólogos. Están representadas las opiniones más variadas, ofreciéndonos así no solo las opiniones que sobre la eutanasia tienen los entrevistados; nos muestra también lo que piensan y creen sobre la vida, la libertad, la educación. Es, pues, un panorama del pensar sobre el vivir y el morir de los españoles.

Libro importante, como lo es el tema, necesario para poder tener una opinión seria sobre un asunto que puede pronto llegar a ser de discusión política. El saber hace libres y sólo los libres pueden elegir.

Carla Fibla, Debate sobre la eutanasia, Editorial Planeta. Barcelona, 2000, 344 páginas.


MARTES: EL PROGRESO DECADENTE por Héctor Fernández

Las voces de alerta nos llegaron en el corazón de la modernidad de la mano de Freud, Spengler, Toynbee, y otros cuantos. Nos llegaron antes de que la barbarie se hiciese dueña de nuestra civilización. Antes del terror. Antes de Auschwitz, como diría Lyotard. Pero era una idea secundaria, enfrentada a los principales fundamentos sobre los que descansaba el mundo por aquel entonces, los grands recits. Se creía al pie de la letra en las esperanzas que forjó la Ilustración, en ese dogma que ha regido nuestra cultura desde tiempos remotos según Nisbet. Entonces se creía en el progreso.

Hoy nuestra confianza en la idea de que la civilización progresa de un modo lineal, continuo y necesario ha hecho aguas por todos los lados. Ya no podemos llamar al desarrollo progreso. Esto es lo que Luis Racionero nos intenta hacer ver una vez más. Este ensayo que sigue la estela dejada por El corazón del Laberinto de José Luis Pinillos, ha sido galardonado con el “Premio Espasa Ensayo 2000”. Tiene la virtud de repasar con una extraordinaria claridad de conceptos las contradicciones del siglo que dejamos atrás y los complejos procesos políticos, económicos y sociales del momento. Pero, lo que es más importante, se proyecta hacia el futuro poniendo sobre el tapete los grandes desafíos con lo que se enfrentará el mundo en los años venideros: las desigualdades entre el norte y el sur, el problema ecológico, la condición femenina, el equilibrio entre ciencia y religión, el nuevo orden mundial, etc.

Luis Racionero, El progreso decadente. Repaso al siglo XX. Espasa Ensayo. Madrid, 2000, 210 páginas.


MIÉRCOLES: AYESTA O EL MAR DE LA INFANCIA por Julia Escobar

Julián Ayesta (Gijón 1919-Madrid 1996) fue diplomático de carrera. Su obra literaria se limita a varias obras de teatro y a este único texto narrativo, que se publicó en 1952 en "Insula". Antes de esta edición, que por fin ha consagrado la obra, conoció algunos rescates frustrados, el primero por parte de Seix Barral en 1974, en su "mítica" colección "Biblioteca Breve". Llegados a este punto, una se pregunta qué clase de ceguera impidió a los críticos de la época -con la excepción de algunos lectores entusiastas- percibir la belleza y la eficacia narrativas, casi perfectas, de este breve pero inconmensurable relato del que apenas hay mención en las historias y manuales de literatura.

Gran desconcierto debió de producir esta novela de Julián Ayesta, que por su lirismo y por su temática se inscribe en la línea de libros como La vida nueva de Pedrito Andía de Rafael Sánchez Mazas (otro gran escritor infravalorado), Desde el amanecer de Rosa Chacel o, ya en un plano más universal, Habla, memoria de Vladimir Nabokov e incluso Por el camino de Swan de En busca del tiempo perdido de Proust.

Julián Ayesta ha necesitado apenas 100 páginas para plasmar la felicidad, la inquietud y la perplejidad de la infancia y de la adolescencia, dándoles una estructura formal que las reintegra, íntegras y punzantes, no sólo a quien las evoca –en este caso el autor– sino al lector quien, sin haber vivido directamente lo ahí narrado, siente perfectamente definidas y aprehendidas sensaciones y experiencias gozosa o dolorosamente similares. A este milagro se le llama literatura.

Julián Ayesta, Helena o el mar del verano, El Acantilado, Barcelona, 2000.


JUEVES: LA QUINTA MUJER por José Manuel de Torres

¿Qué tiene en común un vendedor de coches jubilado, que además de poeta es un enamorado de la ornitología, con un empresario de una floristería que anhela hacer un “safari de orquídeas” o con un investigador universitario dedicado al estudio de las alergias a los lácteos? Sencillamente... que todos ellos mueren asesinados sin que exista más nexo de unión aparente. Sólo el fino olfato de un policía dedicado en cuerpo y alma a su trabajo, hasta el punto de sacrificar su vida familiar y su intimidad, aclarará esta serie incomprensible de asesinatos e irá estrechando el cerco del presunto o presuntos asesinos.

Henning Mankell, uno de los escritores suecos más leídos en toda Europa gracias a sus novelas policíacas protagonizadas por el inspector Kurt Wallander, es el autor de esta otra, La quinta mujer, traducida ya a 23 idiomas y con ventas superiores a los 3 millones de ejemplares.

La trama de La quinta mujer se desarrolla bajo parámetros desconcertantes: personas poco relevantes en la vida social de su ciudad son asesinadas y sólo después de una ardua investigación se logrará conectar pasado y presente de cada víctima. El equipo de policías, capaz de dejarse literalmente la piel con tal de descubrir al autor o autores, sufrirá altibajos y momentos de desesperanza en la investigación de unos crímenes fríamente estudiados, que tan sólo se asemejan unos a otros en la brutalidad salvaje y sádica y en un deseo de venganza perfectamente calculada.

Henning Mankell, La quinta mujer. Traducción de Marina Torres. Tusquets Editores. Barcelona, 2000. 481 páginas.


VIERNES: LA DÉCADA DE LA MENTE por Jorge Alcalde

Los años 90 han sido la década del cerebro. Una de las consecuencias más llamativas de tal declaración ha sido que las neurociencias dejaron de ser una disciplina de interés menos que minoritario para ocupar las portadas de las revistas y los periódicos de información general. Y eso, no cabe duda, es bueno. Pero la popularidad tiene sus pequeñas rémoras que los científicos, ahora, se ven obligados a conllevar. Por ejemplo: la frecuente aparición de
mitos populares que se incrustan en la cultura general y resultan harto difíciles de desmentir.

Bruer, en este libro, se preocupa por argumentar su escepticismo ante esta visión de las cosas y propone una alternativa: que el cerebro es una materia plástica y maleable cuyo desarrollo dura toda la vida. Por lo tanto, el aprendizaje también ha de diseñarse a largo plazo.

El libro permite un acercamiento más que interesante al efervescente mundo de las ciencias del cerebro, una de las áreas del conocimiento que más frutos ha dado en los últimos años. En definitiva, se trata de constatar que la crianza de la prole es más bien una cuestión de azar y que ninguna escuela o teoría educativa puede pretender contar con el marchamo de ¿científicamente probada?. Por lo tanto, los padres, hagamos lo que hagamos, no dejaremos de sentirnos culpables.

John T. Bruer, El mito de los tres primeros años, Ed. Piados, 241 páginas
0
comentarios

Servicios