Menú
LA PRUEBA DE LA SEMANA

VW Golf TDI 150 CV GTI: explosivo

Tanto por rendimiento absoluto, como por prestaciones o consumos, no hay otro turbodiesel en su categoría que le pueda hacer sombra. Estamos hablando del nuevo VW Golf TDI GTI de 150 CV, una bomba de relojería que ha estallado y de qué forma.

Enrique González
0
Son los auténticos genios de las mecánicas turbodiesel. De eso no nos cabe ninguna duda, sobre todo entre los compactos, y prueba de ello es que las siglas TDI que ellos inventaron hoy se utilizan para designar a cualquier modelo Diesel turboalimentado. Por otro lado, la escalada en potencia que el grupo VW ha protagonizado bajo estas siglas es espectacular: arrancaron en 90 CV, pasaron a 110, luego a 130... y ahora a 150 CV, una cifra espectacular a todas luces para un motor que sólo dispone de cuatro cilindros y 1.9 litros de clindrada.

ÚNICO EN SU CLASE

¿Quién da más? De momento, nadie, pues es el TDI más potente de su clase y únicamente a partir de febrero tendrá que compartir ese honor con el Seat León TDI 150 CV, pero sin problemas, pues el modelo español también está dentro de la órbita del constructor alemán, aunque su precio de sólo 3.324.000 ptas. puede hacerle mucho daño al mítico Golf que cuesta 4.000.000 ptas.

Para conseguir estos resultados, que algunos no dudan en catalogar de “milagrosos”, se han llevado a cabo varios e importantes cambios sobre la base original. De entrada, el capítulo termodinámico ha sido uno de los que más atención han requerido por los motoristas de VW, incluyendo un intercambiador de calor mucho más grande que, según la marca, tiene una capacidad de enfriar el aire cercana al 95 por ciento.

El turbocompresor sigue siendo de geometría variable, pero su tamaño es mayor y su presión de soplado alcanza los 1,5 bar. A esto hay que sumar una lógica renovación de los materiales utilizados en los pistones, bielas..., todo ello con el objetivo de que éstos aguanten convenientemente los constantes y, a nuestro modesto entender, peligrosos esfuerzos a los que va a verse sometida esta mecánica.

CORRE MUCHO, GASTA POCO

Y es que hay que probarlo para comprobar cuán lejos puede llegar el Golf con este explosivo motor y su caja de cambios de seis velocidades. Es más, en muchas ocasiones, por no decir en todas, cuesta mucho creerse que conducimos un turbodiesel. Desde luego, su forma de entregar la potencia es simplemente como la de un motor de gasolina, pero de los buenos, con el atractivo de consumir como un “mechero”.

Aunque circulemos a tope, difícilmente el ordenador de a bordo nos dará un consumo medio de más de dos dígitos. Lo normal en estas exigentes condiciones es moverse en el entorno de los 9,5 litros a los 100 km., una cifra increíble de acuerdo a sus excepcionales prestaciones. De ahí que los 5,3 litros a los 100 km. homologados por el fabricante en el combinado no sean ni mucho menos un “farol”.

En cuanto al bastidor, esta versión del Golf recurre a lo que en la marca denominan “chasis de reglaje deportivo”, que contempla unas suspensiones de tarados más duros al tiempo que rebaja la altura de la carrocería al suelo. Con esta configuración, muy superior a la de las versiones convencionales, el Golf TDI en su exclusiva versión GTI de 3 puertas es mucho más eficaz que sus hermanos de gama, aunque personalmente seguimos sin encontrar el equilibrio ideal, pues los cabeceos del tren delantero no se han eliminado por completo, sobre todo en el momento de practicar una conducción exigente.

PRECIO ELEVADO

Aún así, esta versión ofrece una respuesta en curva intachable, siendo muy noble y fácil de conducir. Y para los que quieran los mayores márgenes de seguridad en este sentido, hay disponible un control de estabilidad que sólo cuesta 93.000 ptas.

Brillantemente equipado, de hecho hereda todos los accesorios originales de su homólogo de gasolina en el acabado GTI, muy rápido, económico y estable, no todo podía ser bueno, si ahora nos fijamos en su precio. Los 4 millones que cuesta quizá no sean desorbitados en relación a lo mucho que ofrece, pero tampoco es menos cierto que esta cantidad no está al alcance de cualquiera, pues a fin de cuentas estamos comprando un coche de poco más de cuatro metros de longitud. Eso sí, es el mejor TDI de su segmento.

0
comentarios

Servicios