Menú

El mandato de Rajoy

A Rajoy se la ha dado la solución ante uno de los problemas que más preocupan en el exterior, a los acreedores e inversores, que es la capacidad para coordinar estado central, autonomías y municipios.

0

Mucha gente piensa que los ocho años de gobierno de Zapatero han sido ocho años perdidos. No estoy de acuerdo. Desde luego hemos perdido muchas cosas. Pero hemos ganado algo fundamental: ahora sabemos qué es lo que no hay que hacer. Zapatero nos ha enseñado cuáles son las políticas que llevan a un país a la ruina. Y España ha aprendido. Mediante sus votos, los españoles han otorgado a Mariano Rajoy el mayor poder democrático que nadie antes había tenido en nuestro país. Un poder hegemónico, casi absoluto. El mandato que los españoles le han dado a Rajoy es claro: haz lo que sea necesario, pero sácanos de ésta. Que no se vuelva a repetir.

Rajoy no sólo va a ser un presidente del Gobierno con amplia mayoría absoluta. No sólo no dependerá de los nacionalistas para constituirse, nombrar a sus ministros y sacar adelante un duro programa político. También tiene un poder abrumador en las comunidades autónomas y en los municipios. Así que no podrá haber excusas. Rajoy tiene todos los medios a su disposición para sacarnos de la crisis económica y de la depresión política en la que España está sumida. Se la ha dado la solución ante uno de los problemas que más preocupan en el exterior, a los acreedores e inversores, que es la capacidad para coordinar estado central, autonomías y municipios. Esto es fundamental para la tarea que tiene por delante para que España abandone, de una vez por todas, esta terrible pesadilla.

En materia económica, que es lo urgente, Rajoy debe abordar dos cuestiones fundamentales. La primera es reajustar el tamaño del Estado a sus posibilidades. El socialismo ha creado un monstruo que gasta unos 100.000 millones de euros más de lo que puede permitirse, y ese hecho absurdo ha situado a España al borde de la quiebra. Sólo con un duro pero necesario plan de recortes puede devolverse la estabilidad a la economía española. La segunda es la necesidad de flexibilizar la estructura económica y despolitizar las instituciones. Nuestra economía requiere de profundas reformas que permitan a los empresarios, trabajadores, inversores y prestamistas volver a sentirse seguros y generar riqueza, y hacerlo de una forma más sostenible de como se ha hecho en las últimas décadas. La simultánea aplicación de estas gigantescas reformas aportará estabilidad financiera y florecimiento económico, y eso cristalizará en generación sostenible de empleo.

Los españoles han enviado al socialismo al lugar que le corresponde después del tremendo daño que Zapatero y Rubalcaba han causado. Aquella medida estrella de Rubalcaba, la de la prohibición de circular a más de 110 km/h, ha vuelto como un boomerang en forma de cifra maldita: 110 escaños. Es la mayor catástrofe política del PSOE en su historia. También la más merecida. Muchos españoles se sienten esperanzados con el cambio político en España. Es legítimo. Pero no hay que olvidar que los ciudadanos debemos de ser vigilantes y críticos con Rajoy y su gobierno. Ahora más que nunca. Muchas veces se ha dicho que Rajoy sería mejor presidente del Gobierno que líder de la oposición. Es el momento de que lo demuestre. Se lo debe a España.

Ignacio Moncada es ingeniero industrial por ICAI y trabaja como analista financiero de inversiones en Nueva York.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco