Menú

Ahora más que nunca

Ahora más que nunca se hace necesaria la presencia de miles y miles de ciudadanos en la manifestación del próximo sábado en Madrid, en una nueva demostración de la rebelión cívica provocada por la rendición del Gobierno ante ETA

0

La manifestación convocada por las víctimas del terrorismo el próximo sábado 24 de noviembre en Madrid se presenta como la última gran oportunidad de esta legislatura para gritar al Gobierno Zapatero que ante el terrorismo etarra no se puede ceder, para proclamar de nuevo que la democracia no se puede rendir al crimen.

Ahora que el Gobierno Zapatero está intentando hacernos olvidar su principal proyecto político de la legislatura, enterrándolo en toneladas de maniobras de distracción, es obligado recordar al extremo al que llegó el proceso de rendición. Han sido unos años de falsas palomas de la paz, de llamar accidentes a los atentados, de favores a asesinos sanguinarios como De Juana Chaos, de regreso de ETA-Batasuna a las instituciones democráticas y de defensa de los verdugos. Pero es que, además, ha sido la legislatura de la persecución, del desprecio, de los insultos, del arrumbamiento, del intento de destruir a las víctimas del terrorismo. El Gobierno Zapatero ha mantenido una actitud mezquina hacia ellas y ha empleado una estrategia demoledora para intentar anularlas; todo ello para alcanzar unos objetivos ciertamente ruines. No han descansado en sus esfuerzos por conseguir que las víctimas del terrorismo desaparecieran del entramado de la democracia, buscando para ellas un papel marginal y nada representativo.

Por todo ello, y por otras muchas razones que se resumen recordando el proceso de rendición del Gobierno ante ETA, la manifestación del próximo sábado es una cita de gran importancia. Rodríguez Zapatero pasara a la historia de la democracia española como el presidente del Gobierno que quiso eliminar tanto la presencia pública actual como la memoria de las víctimas del terrorismo. Han sido unos años dolorosos, en los que se ha mutilado una de las esencias de una sociedad democrática: el reconocimiento público y social a las víctimas. ¿Qué mejor prueba de ello puede haber que la obligación que tiene el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, de acudir a la Audiencia Nacional la semana próxima por una querella que le acusa de injurias contra el presidente del Gobierno?

Por todo ello, ahora más que nunca se hace necesaria la presencia de miles y miles de ciudadanos en la manifestación del próximo sábado en Madrid, en una nueva demostración de la rebelión cívica provocada por la rendición del Gobierno ante ETA y su persecución a las víctimas del terrorismo. El sábado en Madrid hay que demostrar de nuevo que si este Gobierno no ha conseguido lo que ha querido ha sido porque hay españoles que mantienen intacto el sentido común, el respeto a la democracia y el reconocimiento a las víctimas del terrorismo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios