Menú

Rajoy convoca primarias en el PP

Todo el que quiera puede intentar medirse a Rajoy en el congreso. Es una manera limpia de legitimar el liderazgo en un partido entre cuyas costumbres jamás ha figurado dejar abiertas las puertas a todas las posibilidades.

0

La decisión anunciada por Mariano Rajoy este martes se traduce sencillamente en algo que nunca se había producido en el Partido Popular: una suerte de primarias, con todas las diferencias prácticas que pueda haber entre el congreso de un partido y unas elecciones abiertas a todos los militantes. Se puede discutir si lo más conveniente para el PP es que Mariano Rajoy siga o no como presidente, pero lo que ha decidido es desde el punto de vista orgánico lo más higiénico: convocar un congreso para saber quien tiene el refrendo de los militantes del PP, dejando la puerta abierta a la presencia de otras candidaturas.

Mariano Rajoy rompe con esta decisión el paso a los rumores y a las suposiciones, se sale de las previsiones y abre la puerta a una fórmula desconocida hasta ahora en la calle Génova. En su día, en el Congreso de Sevilla, José María Aznar fue designado por Manuel Fraga. A partir de entonces, Aznar representó la única candidatura posible. Más tarde, Mariano Rajoy fue señalado por Aznar como sucesor al que más tarde refrendaría un congreso. En definitiva, nunca había estado todo abierto como en esta ocasión.

Rajoy se presenta. Lo hace porque quiere volver a ser candidato a la Presidencia del Gobierno. Sin embargo, ha abierto el congreso para que puedan presentarse otras candidaturas, lo que supone una situación que forma parte del más genuino juego democrático. Todo el que quiera puede intentar medirse a Rajoy en ese congreso, que se celebrará el próximo mes de junio. Es una manera limpia de legitimar el liderazgo en un partido entre cuyas costumbres jamás ha figurado dejar abiertas las puertas a todas las posibilidades.

Sí en junio no se presenta una candidatura alternativa a Mariano Rajoy es que nadie discute su liderazgo. En caso de que haya alternativa, los compromisarios tienen la palabra. Lo cierto es que ahora el reto para el ya nominado candidato en ese congreso es elaborar un nuevo equipo que ofrezca un futuro fiable, estable y eficaz. Si Rajoy no lo consigue estará dando motivos a otras candidaturas para que justifiquen su presentación. Es cierto que este martes todos han cerrado filas en torno a Mariano Rajoy, pero la cuestión estará en la elección de las personas que lo acompañen. Si su equipo no convence internamente se abrirán las puertas a otras posibilidades.

Desde luego nos encontramos en una situación nueva, sin precedentes en el Partido Popular. A día de hoy Mariano Rajoy es el único candidato, pero ha tenido el valor para abrir la puerta a quien quiera competir con él. Lo que está claro es que el candidato que salga vencedor de ese congreso tendrá toda la legitimidad interna necesaria. Ya no habrá más designaciones a dedo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco