Menú

...y ahora Gibraltar

Zapatero y Moratinos, Moratinos y Zapatero renuncian de un plumazo a un principio irrenunciable. Volver donde estábamos va a ser muy complicado.

0
Qué alguien haga algo, por favor. Están destruyendo la política exterior y la imagen de España a marchas forzadas. Unas veces por sectarismo, en otras ocasiones por inoperancia, algunas por ignorancia y habitualmente por absoluta torpeza. Zapatero y Moratinos, Moratinos y Zapatero. Tanto monta, monta tanto. Uno por otro, cada día que pasa el espectáculo es más lamentable.
 
Ahora el turno le ha tocado a Gibraltar. Asombroso. En algo que hasta ahora había sido intocable, el actual Ejecutivo ha decidido tirar por la borda la posición histórica de España sobre el Peñón. Las conversaciones sobre la soberanía de Gibraltar han vivido momentos y situaciones de todo tipo, lo que nunca había pasado es que el Gobierno español hubiera renunciado a un principio: Gibraltar no tiene voz propia en las negociaciones y, mucho menos, capacidad de veto. Gibraltar no puede estar presente en las conversaciones sobre su propio futuro.
 
Pues bien, con la decisión tomada se claudica en el punto clave y el Ejecutivo Zapatero –de forma inexplicable– permite que las autoridades de Gibraltar traten "de tú a tú" a los gobiernos de Madrid y Londres. De esta forma, desaparecen las vías abiertas desde hace años con mucho esfuerzo. Zapatero y Moratinos, Moratinos y Zapatero renuncian de un plumazo a un principio irrenunciable. Volver donde estábamos va a ser muy complicado.
 
Una vez más el Gobierno Zapatero vuelve a actuar de forma irresponsable, triturando todo lo anterior. Y en esta ocasión, además, no es algo del Partido Popular. Con este "Foro tripartito" este Ejecutivo está machacando el "Proceso de Bruselas" iniciado por el Gobierno de Felipe González. Sinceramente no se puede actuar más desafortunadamente. Esto es ya la locura sin orden ni concierto.

En Opinión