Menú

Zapatero: más solo que la una

0
El secretario general del PSOE no gana para disgustos. Le dan por todos los lados: desde dentro y también desde fuera, los que dicen quererle y los que buscan su final político, los amigos y los adversarios. Rodríguez Zapatero está pasando por un auténtico calvario en este final de legislatura, sencillamente porque está recogiendo, minuciosamente, los frutos de sus muchos errores políticos. Errores, tropezones y debilidades estratégicas que ya ha empezado a pagar en las urnas y que, en el próximo mes de marzo, pueden convertirse en su punto final.
 
El último disgusto que le ha tocado saborear a Zapatero le ha llegado desde dentro. En la revista "Temas", presidida por Alfonso Guerra y dirigida por José Félix Tezanos, se publica un análisis demoledor sobre la triste realidad del PSOE. Según "Temas", el Partido Socialista de Zapatero está desorientado, sin liderazgo, está perdiendo a sus votantes naturales y tiene graves carencias a la hora de transmitir un mensaje político serio. En la citada publicación, que no parece que sea dudosa hacia los intereses socialistas, también se airea una encuesta electoral en la que la diferencia entre populares y socialistas va camino de los diez puntos. Y aún quedan cuatro meses para las elecciones generales.
 
Por cierto, ¿se cree "Pepiño" Blanco esos resultados? ¿Son de fiar estos chicos de la revista "Temas", o manipulan igual que los del CIS? Quizá Blanco –ese portento de la estrategia política– debería tomar nota y empezar a creerse una evidencia que ya percibe todo el mundo, excepto los que trabajan junto a Zapatero. Y es que si el entorno del secretario general del PSOE piensa que todos se equivocan menos ellos, a lo mejor podrían vislumbrar que las cosas pueden ser diferentes.
 
Además, en esta ocasión, lo grave ya no es sólo la encuesta. Lo alarmante para Zapatero es la llamada de atención sobre algo decisivo: los electores del PSOE huyen ante la ausencia de proyecto y de ofertas, se alejan de un partido que se diluye a marchas forzadas ante la falta de reacción y de carácter de su líder, que está empezando a cerrarse muchas puertas que en otros tiempos tenía abiertas.
 
La actual dirección socialista va camino de la debacle electoral. Se creen que por negar la evidencia van a frenar el batacazo, pero la realidad es muy diferente. Zapatero y los suyos se están quedando solos. Y desde dentro –no lo duden– las criticas y las deserciones van a ir en aumento. El PSOE de Zapatero se puede quedar como un solar el lunes siguiente a las elecciones. Es cuestión de esperar y ver.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios