Menú

La España incoherente contra Israel

Históricamente la posición española en el conflicto árabe-israelí ha sido desproporcionadamente favorable al lado palestino.

Jacob Israel Sananes
29

Históricamente la posición española en el conflicto árabe-israelí ha sido desproporcionadamente favorable al lado palestino. La última muestra la encontramos en el apoyo de España a la creación de un Estado palestino, el pasado 29 de noviembre, en las Naciones Unidas. El Gobierno de Mariano Rajoy anunció su voto favorable alegando que lo hacía "por coherencia con nuestra historia".

Esta coherencia histórica del Gobierno ha podido acabar con la única posibilidad que tenía España de ser un interlocutor válido para ambas partes. No precisamente porque haya gustado o no la decisión en Jerusalem. Más bien porque tanto este Gobierno como los anteriores continúan marcando una línea de seguidismo político hacia posiciones, siendo generosos, respetables pero sin fundamentación alguna. La "coherencia con nuestra historia" no es un motivo, más bien es un historial de errores que los sucesivos Gobiernos se empeñan en ampliar.

La posición de los socialistas ya la conocemos. La kefía del presidente Zapatero en el año 2006, las manifestaciones convocadas por el PSOE, encabezadas por los amigos de la ceja y por pancartas que recordaban los años 30, o la benevolencia con los palestinos, en forma de millones de euros para ONG que mantienen posiciones activamente propalestinas, destrozaron cualquier atisbo de buena relación en el futuro.

Esto último es un buen barómetro para medir el grado de coherencia histórica. El reciente informe publicado por la prestigiosa fundación NGO Monitor muestra cómo desde el año 2009 hasta el 2011 el Gobierno socialista concedió 15 millones de euros a organizaciones que apoyan la causa palestina. Sin duda una muestra más de irresponsabilidad, derroche y servilismo hacía una causa que no conocen ni desean conocer.

Precisamente los informes divulgados por la fundación NGO Monitor tienen como objetivo

poner fin a la manida práctica de ciertas ONG que se autodeclaran portadoras de los "valores universales y derechos humanos" como disfraz para promover agendas políticas marcadas por una ideología determinada.

Un buen ejemplo del fomento de ideología radical financiada con dinero público son los cerca de 107.000 euros que el Comité de Coordinación de la Lucha Popular recibió del Gobierno de Zapatero en el año 2011. "Tenemos que encontrar la forma de revivir el espíritu de resistencia palestina y movilizar a más personas involucradas que incluso lideren el movimiento". Así se expresaba hace escasos días Abir Kopty, portavoz del comité beneficiado con el dinero de todos los españoles. El Gobierno actual ha reducido estas subvenciones por razones económicas, y por manifestarse en contra del boicot contra Israel que muchas de estas organizaciones promueven.

Salvo honrosas excepciones, España carece de líderes que sean capaces de desmarcarse de esa "coherencia histórica", que hace que continúe siendo el país más propalestino de Europa. La bancada socialista está fuertemente contaminada con ese multiculturalismo irracional que no le permite diferenciar entre un terrorista de un defensor de la libertad. No ocurre lo mismo en la bancada popular. Estos tienen más o menos claro, muy a pesar de sus constantes distracciones e incoherencias, cuáles son los enemigos de Occidente y qué país, Israel, es actualmente la primera trinchera de Europa. La cuestión pendiente es renunciar a esa "coherencia histórica" que hace que vivamos en una luna de miel constante con los palestinos, con la consecuente pérdida electoral, para pasar a la coherencia con los únicos valores que históricamente sí se han demostrado ciertos: la libertad y la defensa de la legalidad. Esa coherencia, y no la otra, es la que pondrá a España al frente de una política exterior al servicio de los principios y los valores que guían a las democracias liberales.

Hasta entonces continuaremos siendo un cero a la izquierda en la agenda internacional.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation