Menú
Jaime de Piniés

Pacto por el euro

Parece que nuestros socios europeos, igual que Moody’s y la mayoría de los analistas independientes españoles, no se creen del todo el último análisis del Banco de España

Jaime de Piniés
0

Durante el pasado fin de semana, los mandatarios de la Unión Monetaria Europea (UME) se han puesto, en principio, de acuerdo en el Pacto por la Competitividad que ahora se llama "por el Euro". Dicho pacto garantiza que los países periféricos europeos, y en particular, Portugal y España, puedan acceder al monto total de los recursos que se pusieron sobre la mesa por primera vez en mayo de 2010, para el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que actualmente cuenta con 750.000 millones de euros (250.000 millones del Fondo Monetario Internacional, 60.000 millones de la Comisión Europea y el resto de los países de la Unión Europea). La novedad consiste en aumentar el capital y las garantías para que los 440.000 millones de euros del resto de los países de la Unión Europea puedan efectivamente activarse. A partir del 2013 también se establece un fondo permanente de 500.000 millones.

Los países que usen el FEEF tendrán que adoptar medidas estrictas que garantice que los objetivos de déficit público se puedan alcanzar en los años venideros. Así, en España, se tendrá que reducir el déficit público al 6% del PIB en 2011 y al 3% para el 2012. Esto implica que todas las Administraciones Públicas españolas, y muy especialmente las Comunidades Autónomas, deberán cumplir con sus objetivos presupuestarios. Según indicó nuestro Gobierno, parece que se implementaría dicha garantía nacional mediante la aprobación de una nueva ley financiera autonómica.

Además, en el caso español, nuestro país se ha comprometido a complementar la reforma laboral ligando el aumento salarial a la productividad. Como es bien sabido, los sindicatos españoles se oponen radicalmente a esta medida y reclaman que los salarios se determinen como ahora casi exclusivamente por el IPC. Queda por ver quien ganará este pulso.

Por otro lado, el Pacto por el Euro también aleja la dependencia de los tesoros nacionales a las compras del Banco Central Europeo ya que autoriza al FEEF y en su día al fondo permanente a comprar deuda pública de los distintos países europeos de forma excepcional. Aunque sólo se usara una sola vez, la compra de bonos del sector público por el FEEF puede ser el pistoletazo, el inicio de un gran Tesoro Europeo; aunque esto también quede por verse.

Finalmente, en la reunión de los máximos mandatarios de la UEM este pasado fin de semana, se ha blindado el Pacto por el Euro contra la insuficiencia de capital de los bancos (y cajas) europeos que se pondrán nuevamente a prueba con nuevos exámenes de estrés durante el verano. Dicho de otra forma, y para el caso español, parece que nuestros socios europeos, igual que Moody’s y la mayoría de los analistas independientes españoles, no se creen del todo el último análisis del Banco de España que cifra las necesidades para recapitalizar el sistema financiero nacional en tan sólo 15.000 millones de euros.

Definitivamente, España atraviesa un periodo de crisis de credibilidad y confianza que ha llegado a afectar, incluso, a sus instituciones más solventes.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco