Menú

El vídeo de Patxi

El vivo retrato de lo que llaman el fin de la violencia: los que matan son la segunda fuerza política y se lo recuerdan a los que acuden a votar.

Javier Somalo
4

"Las personas armadas no pueden entrar en este colegio electoral", le dice un representante del piquete proetarra a los escoltas de Patxi López. "Ni se puede estar con esto –en alusión a las pancartas– en el colegio electoral", responde el propio Patxi. Pero no hace nada. Los escoltas cumplen literalmente su labor de guardar la espalda al presidente. "No me vuelvas a poner la mano encima, te aviso, la primera", le espeta el proetarra a uno de ellos. "Te aviso, la primera", que a la segunda, ya se sabe. No es la frase de un camorrista, es la que han oído muchos antes de morir o de pagar. Es la que siguen usando desde el poder y con la pistola en el cinto como hiciera asesor armado del alcalde de San Sebastián con unos hinchas de la selección española de fútbol.

Al fin, López vota y posa sonriente. Pero la presidenta de la mesa que, a cara descubierta, se estaba llevando la peor parte, ya ha sido advertida por uno de los proetarras.

Este es el vivo retrato de lo que algunos llaman el fin de la violencia: los que matan son la segunda fuerza política y se lo recuerdan a los que acuden a votar. "Las personas armadas no pueden entrar en este colegio", lo que pueden es gobernar. Y el presidente saliente pero en funciones, ariete del diálogo con los terroristas, defensor de la doctrina de Tribunal Constitucional que le ha puesto delante a los que no le dejaban votar, no acierta a ejercer su autoridad. El fin de la violencia ya está aquí.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios