Menú

Hay que leer al lector Swing

Hay que desconfiar de quienes desprecian a los blogueros, una actitud mezcla de divismo ridículo y de la tradicional resistencia al cambio propia de quienes se creen dueños del corralito.

0
El periodismo y la comunicación nunca han sido tradicionales, sino más o menos libres. Tradición es un eufemismo para evitar decir tecnología, la palabra maldita entre quienes desean vender como un arte lo que, en la mayoría de los casos, no es más que un oficio. Por eso, en cuanto ha surgido una herramienta como internet, han florecido medios de comunicación alternativos y nuevas formas de hacer periodismo. Y, si bien es cierto que la calidad del producto informativo depende de cómo un profesional se relacione con sus fuentes, contraste la información y jerarquice las noticias, también lo es que la opinión y un enfoque distinto de los hechos sí puede provenir de los lectores, quizá por no estar tan viciados por rutinas, agendas y autocensura. Por eso hay que desconfiar de quienes desprecian a los blogueros, una actitud mezcla de divismo ridículo y de la tradicional resistencia al cambio propia de quienes se creen dueños del corralito.

En Libertad Digital, que es, junto con El Confidencial, el único medio puntero digital sin cobertura de papel, las noticias reciben una gran profusión de comentarios, mientras que los artículos apenas merecen la opinión de los lectores. Esta dinámica llama mucho la atención y me pregunto si será por falta de interactividad entre columnista y lector o acaso por cierto temor inconsciente de la audiencia a cuestionar lo que asocia como línea editorial de un medio en el que el consenso es la nota predominante. Sea como sea, por una vez me gustaría invertir la tendencia y comentar, desde este espacio privilegiado, las intervenciones de los lectores en LD. Y deseo centrarme, en esta ocasión, en el lector Swing, un auténtico fuera de serie. Porque leer sus intervenciones en los blogs de Luis del Pino y de Federico Jiménez Losantos es la mejor forma de acercarse a lo que se esconde en la historia de España desde los sesenta hasta el presente y, me temo, hasta un futuro bastante lejano.

Inspirado por un comentario de hace algunas semanas, propongo desde estas líneas que el lector Swing cree un blog en LD en el que archive todas sus intervenciones para que, así, el impresionante caudal de información y opinión que genera no se pierda en las actualizadísimas entradas del blog de Luis del Pino o en las del de Federico. Y es que Swing es grande, no sólo porque encuentra información y la relaciona sino, sobre todo, porque es capaz de darle una interpretación distinta, inesperada, y de encontrar nuevas vías para adentrarnos en el oscuro pasado reciente de España, en el que, no tan curiosamente, siempre se repiten los mismos apellidos.

Mientras tanto, los resistentes al cambio, los que se creen dueños del corralito y no lo disimulan, seguirán clamando por reconvertir la opinión toda en un Acta Diurna. No, hombre no, señorías petrificadas, lo que hay que hacer es leer al lector Swing, que está vivo porque habla de nuestros muertos.

Adenda: Como madridista, felicito al F.C. Barcelona y a sus seguidores por una temporada tan impresionante. El triplete debe servir de combustible para que el madridismo se desraulice y retome el camino que nunca debió perder. En Fans del Madrid siempre lo tuvieron claro. Váyase, señor González.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation