Menú
John Stossel

El Gobierno contra el conocimiento

¿Qué predice ahora Intrade? Mientras escribo esto, la apuesta por Hillary Clinton para obtener la candidatura demócrata ha caído hasta los ocho céntimos, lo que indica un 8% de probabilidades de ganar

John Stossel
0

¿Quién será nuestro próximo presidente? Si quiere una estimación precisa, no pregunte a los analistas políticos. Vaya allí donde la gente habla con su dinero. Por ejemplo, Intrade, un mercado de predicciones, básicamente un mercado de futuros igual que aquellos en los que la gente invierte sobre el precio del petróleo, el oro o las tripas de cerdo. Pero en Intrade las apuestas son sobre todo políticas. Los precios en Intrade han demostrado ser predictores de alta fiabilidad. En televisión, los "expertos" políticos se pronuncian sobre lo que piensan que va a suceder, pero los grupos de apostadores como los de Intrade aciertan con mayor frecuencia.

En 2004, expertos televisivos como James Carville predijeron que John Kerry ganaría la presidencia. En 2006, adelantaron que los republicanos conservarían el control del Congreso. Pero en Intrade apostaron contra Kerry, y en 2006 "los apostadores de Intrade acertaron colectivamente en cada elección al Senado", me dijo James Surowiecki, el autor de La sabiduría de la multitud (The Wisdom of Crowds) en el programa 20/20.

¿La sabiduría de la multitud? Cuando pienso en multitudes, pienso en tumultos. Pero, como dice Surowiecki, "las multitudes pueden ser increíblemente inteligentes... si la muchedumbre es lo bastante grande y lo bastante diversa, puede tener acceso a mucho más conocimiento". El primer mercado político informatizado fue creado en la Universidad de Iowa. "Ese mercado mejoró los resultados de las encuestas en tres de cada cuatro ocasiones, y sus pronósticos en víspera de elecciones fueron mejores que los de cualquier experto y cualquier encuesta", afirma Surowiecki.

En Intrade se apuesta sobre otros asuntos además de la política. Se puede apostar sobre el calentamiento global (¿será éste uno de los cinco años más cálidos desde que comenzaron las mediciones?) o sobre si Eliot Spitzer será procesado o no, o sobre si habrá un gran terremoto antes de finales de este año. Pero la mayor parte de las apuestas son sobre la política presidencial. La gente ha ganado montones de dinero prediciendo hechos improbables, tales como el retorno de John McCain.

¿Pero no es esto una forma de juego? Y, ¿acaso no es ilegal el juego en Estados Unidos? Intrade tiene su sede en Irlanda. Su director ejecutivo, John Delaney, me dijo que tiene miedo a venir a Estados Unidos porque "el mono naranja no me sienta bien". Tiene motivos para preocuparse. En 2006 los republicanos del Congreso introdujeron un artículo a una ley de seguridad portuaria que limita las apuestas en internet. Después de eso la mayor parte de los bancos dejaron de tratar con páginas como Intrade, pero algunos continuaron haciéndolo, como uno llamado Neteller. Sus cofundadores canadienses fueron detenidos en un viaje a Estados Unidos en 2007. Ahora se enfrentan a una pena de hasta 5 años de cárcel. Me parece una manera rara de tratar a la gente que hace posibles transacciones financieras hechas entre adultos libres y que además proporciona información útil sobre el futuro.

Las carreras de caballos, los juegos de simulación en grupo y las loterías online fueron excluidas de la ley de 2006. Apostemos si usted tiene influencias en Washington. Irónicamente, la Marina norteamericana y la Reserva Federal utilizan datos de Intrade. El mercado de previsiones de Iowa solicitó un permiso especial al Estado y consiguió una dispensa que limita las apuestas a 500 dólares. "Eso los hace menos precisos – dice Surowiecki –. Es el dinero de verdad lo que hace que el negocio funcione".

Las leyes contra el juego de Estados Unidos son profundamente hipócritas. Los estados gestionan loterías (una de las peores formas de juego, puesto que no requiere ninguna habilidad y las probabilidades de ganar son mínimas) mientras se asfixia a los mercados de previsiones, una poderosa herramienta de pronóstico. Hace tiempo el Departamento de Defensa pensó en montar un mercado para predecir dónde podría tener lugar el próximo ataque terrorista. La idea feneció cuando algunos políticos la silenciaron a base de críticas. El senador Byron Dorgan, demócrata de Dakota del Norte, mostró su desprecio por "esta casa de apuestas en Internet". El senador Ron Wyden, demócrata de Oregón, dijo que un mercado de futuros sobre el terrorismo "es ridículo... grotesco". Surowiecki dice que "estas son herramientas potencial y tremendamente útiles para mejorar nuestra seguridad nacional. Es mucho más escandaloso no utilizarlas que hacerlo".

¿Qué predice ahora Intrade? Mientras escribo esto, la apuesta por Hillary Clinton para obtener la candidatura demócrata ha caído hasta los ocho céntimos, lo que indica un 8% de probabilidades de ganar, mientras que Obama, que también es el favorito para ganar la presidencia, se cambia a 90. Pues usted comprar McCain por alrededor de 37 centavos, pero Obama se cambia a 55.

© Creators Syndicate, Inc.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios