Menú
John Stossel

¿Nos dejará McCain pelear?

No tenía ni idea de que la democracia consistiese en votar quién te va a decir cómo educar a tus hijos.

John Stossel
0

¿Me dejará en paz John McCain si se convierte en presidente? Tal vez sí. Después de todo, Grover Norquist, el que escribió Dejadnos en paz: apartemos al Estado de nuestro dinero, nuestras armas y nuestras vidas, está de su parte. El libro realiza una buena defensa de "los norteamericanos que simplemente quieren que el Estado les deje en paz. No piden dinero, tiempo o atención ajenos. En vez de eso, quieren ser libres para poseer un arma, escolarizar a sus hijos, rezar, invertir su dinero o controlar su propio destino".

Pero ¿qué pasa si la gente quiere pelearse? Lo pregunto a propósito de las competiciones de artes marciales mixtas (MMA), que en estos días proliferan como setas. Las artes marciales "mixtas" son... lo que parece. Los deportistas combinan boxeo, lucha libre, judo, kárate, etc. hasta dejar a su adversario inconsciente u obligarle a rendirse. Las MMA fascinan a la gente, especialmente a los varones que, como yo, se preguntan si el kárate es más eficaz que el judo. Estas competiciones responden preguntas de este tipo. El gran promotor del deporte, la Ultimate Fighting Championship, popularizó la lucha multidisciplinar fijando normas (nada de dedos en el ojo o retorcer miembros) y realizando promociones televisivas con luchadores interesantes. La gente quiere verlo. Hace poco, un millón de televidentes cambió de canal para ver un torneo de pago de 39,95 dólares. La semana pasada, uno de sus combates se situaba por primera vez en la lista de programas más vistos de la televisión por cable.


De manera que ahora los menores quieren practicarla. Y algunos padres piensan que no hay nada de malo. Sin embargo, algunos políticos dicen que es algo terrible. El senador John McCain –sí, el mismo John McCain– se refirió una vez a las MMA como "peleas humanas de gallos". Escribió cartas a los gobernadores de todos los estados pidiendo que las prohibieran. A instancia de McCain, estos eventos de pago por visión fueron retirados por las grandes cadenas de cable TCI y Time Warner. Ahora que regresan a la televisión, algunos estados han retirado las prohibiciones tras ver las oportunidades de negocio perdidas. Telefoneamos a la oficina de McCain para ver si ha cambiado de opinión, pero nadie devolvió la llamada.

Robert Correia, alcalde de la localidad de Fall River en el estado de Massachussets, quedó horrorizado al saber que no lejos de su despacho se había abierto una academia de la disciplina en la que se enseñaban artes marciales mixtas a niños de tan solo 5 años. "Permitir que se enseñe esto a nuestros hijos y que los adultos lo permitan y animen a que esto continúe – me dijo – es una irresponsabilidad." Correia quiere que las artes marciales mixtas sean prohibidas en su ciudad y que el gimnasio cierre porque según él, enseña a los menores cosas incorrectas: "Les dice, mira, lo mejor es hacer daño a alguien."

"Chorradas", le responden las madres en el gimnasio. Según ellas, el alcalde no tiene ni idea y que la lucha libre multidisciplinar presenta muy pocas diferencias con respecto a las clases de kárate o judo. El alcalde replica que algunos padres simplemente no saben lo que es bueno para sus hijos. Él sabe que la lucha libre multidisciplinar no es segura. No es sorprendente que el regidor haya escuchado algo así, puesto que, como cabía prever, los medios exageran cualquier peligro.

El otro día, el programa Good Morning America emitió un video de la pediatra Lisa Thornton advirtiendo de que la lucha "es peligrosa desde un punto de vista médico. Puede causar heridas de gravedad en el cuello y los huesos." Claro que la lucha libre multidisciplinar puede ocasionar lesiones, pero un estudio de la Universidad Johns Hopkins concluye que "el índice de lesiones en las competiciones de lucha libre multidisciplinar es comparable al de los demás deportes de contacto". De hecho, "el menor índice de casos de K.O. en comparación con el boxeo puede ayudar a prevenir daños cerebrales".


Ningún deporte está libre de lesiones. En los últimos seis años, 77 menores han muerto tras ser golpeados en el pecho con pelotas de béisbol. Cada año cientos de personas mueren sobre sus bicicletas. Nadie ha reunido aún estadísticas comparativas de los riesgos de la lucha libre multidisciplinar, pero incluso ser animadora envía a 25.000 menores a las salas de urgencias de hospitales. Cuando le conté esto al alcalde Correia, me respondió: "Según esa lógica, deberíamos añadir otros 25.000 casos de urgencias médicas debidas a la artes marciales mixtas. ¿Le parece bien?"

¿Acaso no son los padres lo suficientemente responsables? ¿Tienen los políticos que tomar estas decisiones por ellos? Él argüía que "los padres tienen la posibilidad de decidir eso a través de sus funcionarios electos. Así es la democracia".

¿De veras? No tenía ni idea de que la democracia consistiese en votar quién te va a decir cómo educar a tus hijos. ¡Déme un respiro!

© Creators Syndicate, Inc.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios