Menú
John Stossel

Pornografía del terror

"Las probabilidades de ser asesinado a día de hoy por un terrorista fuera de una zona de guerra son algo así como una entre 80.000", afirma. "Es más o menos la misma que la de perder la vida por un asteroide".

John Stossel
0

Los analistas políticos y de seguridad nos recuerdan constantemente que sufrir un ataque terrorista es simplemente cuestión de tiempo. Clark Kent Ervin, ex inspector general del Departamento de Seguridad Nacional y autor de Open Target: Where America is Vulnerable to Attack, afirma que debemos tener una seguridad más estricta en estadios, centros comerciales e incluso escuelas. "Podemos adoptar medidas de disuasión como patrullas de policía, mayor uso de perros para detectar bombas, sensores de explosivos y otras tecnologías de este tipo, registros arbitrarios de equipaje", me dijo. "Si los terroristas se dan cuenta de que disponemos de esas medidas de seguridad, es menos probable que ataquen".

Esto no me pareció lógico, así que me encantó descubrir el libro Overblown: How Politicians and the Terrorism Industry Inflate National Security Threats, and Why We Believe Them. Su autor, el profesor de ciencias políticas de la Ohio State John Mueller, denuncia el disparate que supone armar a los vigilantes de centros comerciales: "Un terrorista diría que bueno, que si ese centro comercial tiene guardias alrededor, acudirá a uno que no tenga. Si proteges algo, simplemente haces que el terrorista desplace su interés y amenace otra; es un ejercicio inútil".

Mueller también afirma que se exagera la amenaza que el terrorismo supone para el norteamericano medio. "Las probabilidades de ser asesinado a día de hoy por un terrorista fuera de una zona de guerra son algo así como una entre 80.000", afirma. "Es más o menos la misma que la de perder la vida por un asteroide".

¡Pero el 11 de Septiembre murieron casi 3000 personas! Mueller responde que el 11 de Septiembre no fue un ataque terrorista típico. Los terroristas fueron capaces de secuestrar cuatro aviones y dos edificios enormes se vinieron abajo. "Es una excepción espectacular a la regla de lo que los terroristas han sido capaces de hacer", dice. En efecto, desde el 11 de Septiembre, los mayores éxitos terroristas han sido los atentados en los trenes de cercanías de Madrid y el club nocturno de Bali. La cifra de muertos de cada ataque rondó las 200 personas. "Fuera de zona de guerra, los muertos por terrorismo son de unas 200 personas al año", dice Mueller. "200 personas son demasiadas, pero no es ni de cerca una amenaza existencial. En Estados Unidos, entre 300 y 400 personas fallecen cada año ahogadas en las bañeras."

Dice que existe una industria del terrorismo –yo la llamo "complejo industrial del miedo"– compuesta por medios, burocracia, empresas y políticos. "Los políticos observan que cuando exageran la amenaza terrorista, la gente responde favorablemente", dice Mueller. Después, la burocracia exagera el terrorismo con el fin de justificar sus gastos innecesarios.

"Terror porno" es como lo llama la economista Veronique de Rugy. ¿Por qué "porno"? "Porque el porno vende y el terrorismo vende aún mejor", dice. "Es genial para los políticos. Pueden explotar electoralmente el hecho de que nos protegen. También pueden explotar el hecho de estar llevando más dinero a sus estados."

Muchas ciudades pequeñas reciben partidas absurdas en concepto de seguridad nacional. Lake County, Tennessee, un condado rural de apenas 8000 habitantes, recibió casi 200.000 dólares en fondos de seguridad nacional. "No estoy seguro de que los terroristas vayan a venir, pero tampoco de que no vayan a venir", dijo el alcalde de Lake County, Macie Roberson, sonriendo. Al menos no hizo lo que Columbus, en Ohio: dedicarlo a chalecos antibala para perros policía.

Ervin reconoce que parte del dinero de seguridad se desperdicia, pero aún así afirma que necesitamos gastar más. "Es muy importante garantizar al pueblo americano que nuestro Gobierno está haciendo todo lo que puede por protegerle", me dijo. "De ese modo, habremos logrado robar a los terroristas una victoria importante". No. Lo cierto es lo contrario. Es reaccionar de manera exagerada lo que les daría una victoria.

Por supuesto, el terrorismo es una amenaza real. Pero el miedo también mata. Un estudio de la Universidad de Michigan concluía que 1.000 norteamericanos murieron en accidentes de tráfico en los tres meses después del 11 de Septiembre porque el miedo a volar les hizo coger el coche, que es más peligroso. Necesitamos mantener en perspectiva el riesgo.

"Hemos tenido momentos oscuros en nuestra historia, momentos mucho más oscuros que los que afrontamos hoy", asegura Brian Michael Jenkins, de la Rand Corporation. Tras estudiar el terrorismo durante 40 años, le gusta recordar a la gente que "hemos atravesado guerras, plagas, pandemias... La respuesta al terrorismo no puede ser esconderse bajo la mesa o vivir en un estado de miedo. Eso es exactamente lo que los terroristas están intentando crear."

© Creators Syndicate, Inc.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios