Menú

La crisis de los lobos, carroñeros y delincuentes

En realidad lo que está haciendo Borg es alimentando a esa manada de lobos que tanto critica. Todos lo vamos a pagar en el futuro inmediato y lejano. Estas ayudas van a dejar a Europa tambaleando.

0

Vivimos en un mundo absurdo. Miren la aptitud que tienen los padres con la educación. Viene el niño con cinco suspensos y, ¿cuál es la reacción de los padres? Ir al colegio para amenazar a la profesora o al jefe de estudios. "Mi hijo no ha podido suspender tantas asignaturas, les denunciaré". No sé, tal vez el niño no haya estudiado nada en el trimestre y la culpa sea del chaval y no de la profesora o colegio. Para los padres irresponsables tiene más credibilidad un niño de 10 años que un profesional de la educación adulto.

El mismo surrealismo irresponsable se está aplicando al mundo financiero. Anders Borg, ministro sueco de Finanzas, dijo que "si no detenemos a estas manadas de lobos, harán pedazos a los países más débiles". Borg, como suelen hacer los políticos y medios de comunicación del establishment, recurre a la típica propaganda demagógica e infundada: los llamados 11 puntos de la propaganda nazi (que en realidad poco tiene que ver con los nazis). Puede verlos en mi blog aplicados al tiroteo de Arizona.

El ministro de Finanzas sueco canaliza su impotencia con un enemigo único: "los lobos especuladores". ¿Sabe quiénes son los especuladores en realidad? Es dinero que proviene de amas de casa, obreros, ingenieros, comerciantes, jóvenes que depositan sus ahorros en fondos de inversión, planes de pensiones, seguros de ahorro, etc. No son un Gordon Gekko caníbal que se cenan un homeless antes de ir a dormir.

Toda persona huye de las malas inversiones. Si las acciones de una empresa bajan en bolsa o la rentabilidad de la deuda de un país aumenta, es porque algo están haciendo mal. Si la demanda de un activo se deteriora, se debe a que éste no es bueno.

Los Gobiernos de Grecia, Irlanda, Portugal y España se han comportado como desalmados emborrachados de poder y dinero en la época de bonanza. Han sido malos gestores, pésimos. Viene la crisis, y el dinero inteligente se marcha para depositarse en países de gobiernos más cuerdos. ¿Realmente alguien cree que la bolsa y la deuda española están fatal porque alguien le tiene manía? ¿Por qué nunca les cogen manía a países más serios como Suiza o Alemania?

Borg hace como el irresponsable padre que pretende denunciar al colegio porque su hijo ha suspendido la mayoría de asignaturas. Culpa al profesor por la actitud hedonista de su hijo. Sabemos las consecuencias que tiene este tipo de comportamiento en los niños: los vuelve más irresponsables, irascibles, mimados, hedonistas y en el día de mañana serán incapaces de enfrentarse a la vida real.

En economía ocurre lo mismo. La UE va a salvar muy probablemente a Portugal, hasta la presidente del banco central luso lo da por descontado. Lo que el mundo le está diciendo al país es: pon la deuda al precio que quieras, haz lo quieras, el currito europeo, a través de sus políticos, va a recompensarte por tu irresponsabilidad. En España, lo mismo. Consecuencia, como los altos tipos que pagan los países irresponsables no tiene penalización ya que corren a cargo del pagador de impuestos europeo, a comprar acciones y deuda. En realidad lo que está haciendo Borg es alimentando a esa manada de lobos que tanto critica. Todos lo vamos a pagar en el futuro inmediato y lejano. Estas ayudas van a dejar a Europa tambaleando.

Tal vez los especuladores, que no son más que ciudadanos vulgares, se comporten a ojos de los políticos como lobos, pero la realidad es que esta situación solo la han propiciado los políticos irresponsables que se comportan como carroñeros usando su fácil demagogia y como ladrones al robarnos nuestra producción para transferirla al Gobierno y grandes corporaciones rescatadas. Los de la calle asumimos el coste, los del Poder, el beneficio.

Jorge Valín es miembro del Instituto Juan de Mariana

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation