Menú
Jorge Vilches

La imagen de la derrota

La imagen de la Cadena Ser muestra que después de tanto piquete y amenaza no ha quedado más que la vergüenza ajena, el miedo y el desprestigio de quien carece de la influencia social suficiente.

Jorge Vilches
0

Tras el fracaso de la huelga revolucionaria de agosto de 1917, pensada, urdida y ejecutada por Julián Besteiro, líder del PSOE, su comité fue a parar a la cárcel. Sus miembros no fueron a una de máxima seguridad, ni les unieron a los presos comunes, sino que fueron enviados al penal de Cartagena. Marcharon en un vagón de mercancías, y al divisar la ciudad mediterránea, Besteiro, Largo Caballero, Anguiano y Saborit se pusieron en pie y entonaron La Internacional. La prisión se había modificado recientemente, y era con casi toda seguridad la más cómoda de España. Las condiciones del penal permitieron que a los cuatro se les suministrara prensa, libros y comida de una fonda de la ciudad por un importe de 100 pesetas al mes por persona (un dineral para la época). Estuvieron alojados en una galería particular, con una habitación amplia, luminosa, limpia y camas "con somier y muy cómodas –escribía Besterio a su mujer–, el colchón es completamente nuevo". Se les cortó el pelo y la barba, haciéndoles entrega, además, de las ropas correspondientes.

Y hete aquí que llegó un fotógrafo del ABC, el 25 de octubre de 1917, y les hizo unas fotos. Las imágenes circularon por todo el país convirtiéndose en un símbolo. Se hicieron postales de grupo e individuales que se vendieron como rosquillas. El periódico El Socialista publicaba reportajes de los presos con anuncios de venta de las fotos del comité "duramente encarcelado y represaliado" por la Monarquía. La pericia propagandística de los socialistas, y la torpeza monárquica convirtieron la imagen de la derrota en la imagen de la victoria.

El acto final de la huelga del 29-S en la Cadena Ser, que ha reunido al día siguiente a Cándido Méndez y a Fernández de la Vega intercambiando risas y promesas de mutua lealtad y alianza, con alabanzas mutuas, es, como en 1917, la imagen que pretende convertir en éxito lo que ha sido la prueba de un fracaso múltiple. Un fracaso porque nos muestra lo errónea que ha sido la política económica y social de este Gobierno, su despilfarro, irresponsabilidad e improvisación que han llevado a la trágica situación actual.

Pero también nos recuerda que el principal aliado del socialismo de Zapatero durante estos años de errores y torpezas han sido los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO. Su silencio y complacencia con la política económica del Gobierno les hace también responsables de la crisis; una responsabilidad que intentan eludir dirigiendo sus críticas a la patronal y al partido de la derecha. La imagen de la Cadena Ser muestra que después de tanto piquete y amenaza no ha quedado más que la vergüenza ajena, el miedo y el desprestigio de quien carece de la influencia social suficiente como para no tener que recurrir a la coacción, al pisoteo de los derechos individuales, para imponer sus ideas.

Esta nueva foto del comité de huelga con Fernández de la Vega incluida, que ha sido "vendida" al público desde la prensa afín al Gobierno, no creara nuevos "símbolos" de la lucha de los representantes de los trabajadores, de hitos en el diálogo social, o de rectificaciones imposibles. Al contrario, es la imagen del agotamiento de ambos. Son otros tiempos, o no.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios