Menú

Llega el libertinaje

Manos brutales, con callos como indicio sospechosísimo de haber trabajado alguna vez, sin estar liberados por el sindicato ni nada, se crisparán al viento en la capital de España, sin respeto por la autoridad que nunca lo dejó de ser

0

Este sábado, la horda facciosa se echará a la calle, amenazando a la gente de orden de toda la vida. No sabemos dónde iremos a parar. Mucha mano dura es lo que hace falta.

Los señores de "loden" y bigotillo lópezgarridesco y las señoras de visón acrílico y acorde a la vez con los mandatos de la asociación contra el maltrato animal y el protocolo de Kyoto podrán ser insultadas y zarandeadas por los exaltados sólo por aparentar ser ricas por su casa debido a una subvención ex divinis del Ministerio de Cultura, o por el mero hecho de asistir a misa laicacantana de ocho en el Círculo de Bellas Artes. O por esconder una talla de la Virgen del Contrapasmo en el armario, de mucha devoción entre el marianismo despendolado del "ambiente".

Algunos observadores plurales han apuntado que podrá haber quema generalizada de asadores vascos, en venganza por el chuletón que espera a todos los hombres de paz que por sus travesuras y "accidentes", antes asesinatos, aún están en la cárcel. Banderas antiestatutarias, es decir, estatales agraviarán los ojos de las gentes de bien que sólo quieren "la paz y punto" y leer los artículos de Manuel Hidalgo, alias "Azuceno", que llaman abiertamente al bromuro colectivo y a un domingo interminable sin sentir ni padecer, siguiendo las sabias recomendaciones del equipo médico habitual de sedación del doctor Montes, con pasaporte sólo de ida.

Funcionarios de las fuerzas de seguridad conscientes de su papel fundamental en el mantenimiento de la "absoluta tranquilidad" que acuñara Arias Navarro –alias "carnicerito de Málaga" senior y fundador de la famosa dinastía continuada por su pequeño saltamontes en los informativos de TVE, el hoy académico Juan Luis Cebrián– se verán obligados a reabrir (a circunstancias extraordinarias, soluciones extraordinarias) las oxigenantes habitaciones donde no reine el Estado de Derecho, para ingresar en ellas a los que amenazan las instituciones y, como diría un guión de Quentin Tarantino, "llamar a un par de negros colocados de crack con un soplete y practicar el medievo con su culo". La democrática y sanadora medida será aplaudida por la jefatura de Comunicación del Ayuntamiento de Vaciamadrid, cuyo programa de gobierno consiste en hacerse los dedos huéspedes fantaseando con llevar a la práctica, por procedimientos sumarísimos, el inquietante nombre de la localidad.

Manos brutales, con callos como indicio sospechosísimo de haber trabajado alguna vez, sin estar liberados por el sindicato ni nada, se crisparán al viento en la capital de España, sin respeto por la autoridad que nunca lo dejó de ser, la fe en el progreso lineal del decurso histórico, el chantaje considerado como opción moral avanzada y las tradiciones heredadas de los mayores en el "discurso feminista del amor", que incluyen echar a patadas a las chachas gallegas porque cómo está el servicio en casa de los progresistas, hombre. Este sábado llega el libertinaje de la democracia y los buenos se echan a temblar.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco