Menú
Juan Morote

Víctimas o responsables

Vamos a ver en los próximos días cómo desde las propias filas de los populares se afloja y, como en el tango, en vez de pelear se ponen a correr.

Juan Morote
0

Resulta curioso que los chicos de Prisa hayan conminado al PP a respetar el Estado de derecho en un editorial. El juntaletras de turno se ha arrogado la potestad de diferenciar qué constituye un ataque al Estado de derecho y qué no. Así, recrimina a Ramón Luis Valcárcel que se muestre indignado y poco flemático ante la brutal agresión que ha sufrido su consejero de Cultura, Pedro Alberto Cruz.

Los chicos de El País van a pretender poco a poco que el culpable de la agresión sea el agredido, y aquellos que se han quejado del delito aparezcan como cooperadores del responsable. Esto ya lo hemos visto antes, recuerdo perfectamente cuando le decían a Jaime Mayor, tras un atentado de la ETA, que ya tenía otro muerto, como si Mayor fuera el responsable directo o indirecto del atentado. No he visto a estos escribidores al dictado hacer referencia al acoso, a la violación sistemática de derechos fundamentales, que han sufrido los miembros del Gobierno autonómico de Murcia durante las últimas fechas. No les he leído que criticaran la actitud de los dirigentes socialistas mostrando una connivencia absoluta con los sindicatos, que son los que han protagonizado el hostigamiento constante a los gobernantes populares.

El clima que se ha creado en Murcia, o el que se intentó crear en Madrid, es el inductor de la agresión que ha sufrido Cruz. Para acabar de arreglar el tema, ha salido Rubalcaba a la palestra exigiendo a los del PP que no utilicen la agresión como arma política. Veamos, quien ha utilizado la agresión de tal guisa no es otro que el PSOE, en este caso, y en muchos otros el PP se ha limitado a poner la víctima. El acoso sistemático, con voluntad de coaccionar la acción de los gobernantes legítimamente elegidos, lo llevan protagonizando en Murcia las fuerzas políticas y sindicales de izquierdas desde hace semanas. La clave del ataque que ha sufrido Cruz radica en la falta de talante democrático de la izquierda en general. Los socialistas creen que la democracia se instauró para que gobernaran ellos. No entienden, ni entenderán jamás, que la mayoría prefiera que gobierne el PP. Y su incomprensión les lleva a adoptar medidas profundamente totalitarias como son las de perseguir e insultar por la calle a los gobernantes del partido popular.

Era previsible la actitud de Rubalcaba, y la de sus correligionarios. En cambio, me preocupa mucho más la actitud de los oráculos del PP. Vamos a ver en los próximos días cómo desde las propias filas de los populares se afloja y, como en el tango, en vez de pelear se ponen a correr. Encontraremos a los adalides de la prudencia popular, amantes del eclecticismo y de la vaciedad ideológica, señalar que la reducción de liberados sindicales en Murcia se podría haber hecho de otra forma, o que no era necesario llevar las cosas hasta ese punto, que el momento era tras las elecciones, y un conjunto de comentarios tan absurdos como faltos de principios y bonhomía. Se ha agredido a un defensor de la libertad, se ha atentado contra la autoridad democrática, y el ataque perpetrado ha sido inducido por las fuerzas de izquierdas. Me gustaría que todos lo tuviéramos claro.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation