Menú
José García Domínguez

¡Fueron los fascistas!

Pasó ayer, 19 de Octubre. En Barcelona, la capital planetaria de las culturas, la paz, el diálogo, la tolerancia, las diputadas valientes, los guiones ridículos y la prensa libre

Lo ocurrido el martes en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona apenas alcanzaba la categoría de noticia. Por eso, el diario Avui sabiamente decidió resumirlo en un rinconcito de su edición de ayer. Por contra, prefirió honrar con una página completa a Josep Lluís Carod guión improbable Rovira. "Seamos educados, hablemos catalán", llevaba por título la pieza del prócer.
 
Por su parte, la diputada por Barcelona del Partido Popular Alicia Sánchez Camacho, ni se ha hecho eco del incidente. Ciertamente, elevó el tono de voz en el debate nocturno de TV3. Allí, casi gritando, denunció: "¡Fueron los fascistas! ¡Fueron los fascistas!" Mas, obviamente, la secretaria general del PP en Gerona no se refería a los hechos acaecidos 24 horas más tarde en la clase del profesor Francisco Caja. Al contrario, el énfasis emocionado que imprimió a sus palabras la portavoz del PP en la Comisión de Interior del Congreso iba destinado a denunciar el fusilamiento de Lluís Companys, hace sesenta años.
 
El altercado sufrido en su labor docente por el presidente de la Asociación por la Tolerancia, como ya se ha dicho, en realidad no era noticia. Razón de que no incurrieran en el error de publicarlo ni El Periódico ni La Vanguardia ni El Mundo ni El País. Por su parte, la diputada Sánchez Camacho, que lo sabe todo sobre el drama de Companys, jamás ha mostrado la menor curiosidad por la gente como Caja. Así que tampoco ella mencionará el asunto en su tertulia radiofónica.
 
Noticia, lo que se dice noticia, era el artículo en el Avui de Carod guión aristocrático Rovira. Allí, se encerraban perlas como ésta: "La mejor manera de ser bien educados en nuestro país es utilizar siempre la lengua catalana con todo el mundo y para todo. Es la única forma de demostrar que no sólo tenemos un idioma inclusivo, abierto a los otros, para compartir, sino que no somos ni racistas ni clasistas". Y es que es público y notorio que Caja, que debe ser clasista y racista, no suscribe proclamas altruistas como ésas que publicita Carod guión sospechoso Rovira. De ahí que algunos, en voz baja, aseguren que se estaba buscando los problemas que le persiguen últimamente.
 
Al contrario que Caja, Sánchez Camacho no tiene problemas. También en voz baja, otros lo atribuyen a que Alicia ha abrazado la nacionalidad del País de las Maravillas. Algo de eso debe haber. Sin ir más lejos, la otra noche no se privó de subrayar ante las cámaras de la televisión autonómica que Cataluña es su país. Aunque su continente sea África (los orígenes familiares de la Sánchez Camacho se remiten a Ceuta), un dato entrañable que hurtó a la audiencia.
 
En cualquier caso, no desmienten el nulo interés informativo de lo de Caja ni el verso libre de Alicia ni la prosa encadenada de Carod guión quiero y no puedo Rovira. Porque únicamente ocurrió que ocho encapuchados irrumpieron en su clase, disolviendo a los alumnos con gritos y amenazas. Antes, habían embadurnado todo el edificio universitario con pintadas como ésta: "Francisco Caja,enemic de Catalunya, enemic del català, fora feixistas de la Universitat. Luego, sellaron la cerradura del despacho de ese profesor y clausuraron la puerta con tablas claveteadas. Al final, antes de marcharse, aún les dio tiempo a dejar un aviso: "La próxima vez, será peor". Pasó ayer, 19 de Octubre. En Barcelona, la capital planetaria de las culturas, la paz, el diálogo, la tolerancia, las diputadas valientes, los guiones ridículos y la prensa libre.

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador