Menú
José García Domínguez

¿Quién ordenó genocidios en América Latina?

¿Genocidio español en América? ¿Dónde están los documentos firmados por un monarca español en los que se ordene tal genocidio? ¿Alguien los ha visto?

¿Genocidio español en América? ¿Dónde están los documentos firmados por un monarca español en los que se ordene tal genocidio? ¿Alguien los ha visto?
El presidente de Mexico, Andrés Manuel López Obrador | Cordon Press

Reclamar gestos de penitencia al Rey de España a cuenta de excesos cometidos contra indígenas de América del Sur por los antepasados de las élites criollas que llevan gobernando esos países desde la independencia, el ejercicio de impostada justicia poética retrospectiva en el que andan embarcados ahora Petro y compañía, obedece a idéntica lógica que exigir sentidas disculpas a Isabel II de Inglaterra por todas las extralimitaciones atribuibles a los dueños de esclavos negros en las plantaciones algodoneras de Estados Unidos antes de la derrota de los Confederados; exactamente a la misma. Pero ahí tenemos a ilustres justicieros históricos profesionales, como el mexicano López Obrador, señalando con el dedo a los "españoles" por crímenes ejecutados por sus propios ancestros directos, todos ellos tan mexicanos -y tan blancos- como él.

Pues, por mucho que se trate de ocultar lo obvio, los "españoles" que durante siglos explotaron y expoliaron a los pueblos indios autóctonos en Latinoamérica fueron mayoritariamente criollos que nunca habían pisado España. ¿O qué otra cosa podrían haber sido? ¿Genocidio español en América? ¿Dónde están los documentos firmados por algún monarca español en los que se ordene tal genocidio? ¿Alguien los ha visto? Porque órdenes escritas dictadas con el propósito de exterminar a pueblos enteros de América Latina sí que se conservan hoy en los archivos. Y varias, además. Pero todas ellas, sin excepción, fueron emitidas por los Estados que se habían independizado con anterioridad de España.

El Gobierno de la República de Argentina, por ejemplo, dictó en 1824 muy precisas instrucciones a su ejército para que acometiera el genocidio de los indios raqueles. Poco después, en 1831, el presidente de Uruguay, cierto Fructuoso Rivera, procedió de idéntico modo a fin de exterminar a las tribus de los charrúas. Y otro tanto hizo el Gobierno de Chile por la misma época para, a su vez, tratar de suprimir de la faz de la tierra a los mapuches. ¿Por qué nadie le exige a AMLO que pida perdón por aquello? Latinoamérica, lo decíamos ayer, es la historia de un fracaso histórico colectivo. Y a alguien hay que echarle la culpa, claro. ¿Por qué no, ya puestos, a Felipe VI de España? Dicho y hecho.

Temas

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador