Menú

¿Tenemos 445.000 políticos?

El inventor del disparate, cierto Javier Fonseca que redacta una gacetilla en su casa, asegura haber recibido la "confidencia en exclusiva" desde la Presidencia del Gobierno. No han sido la CIA, el KGB, el Club Bilderberg o los marcianos.

José García Domínguez
1

Es la trola de moda. Al punto de que no hay charlatán de barra de bar, tertuliano indocumentado o analista de medio pelo que se prive de recitarla al menos una vez al día. Ya lo sentenciara cuando entonces el doctor Goebbels, maestro y decano del oficio con permiso del gran Willi Munzenberg, las mentiras, cuanto más absurdas y descabelladas se antojen, tantas más probabilidades tendrán de ser creídas por el vulgo. Como esa especie, la que hoy hace furor en la carrera por cortejar a los segmentos más acéfalos de la opinión pública que se ha desatado en la prensa española. Me refiero, quizá el lector lo haya adivinado, al extendido bulo según el cual nuestro país contaría con el record mundial de políticos profesionales. La muy inverosímil majadería de que 445.000 miembros de los partidos parasitan el Erario usufructuando chollos directivos de libre designación.

Embuste, otro más, acuñado en la factoría de la desinformación que responde por internet. Origen último, el del cuento de marras, no menos grotesco que su propio contenido. Y es que el inventor del disparate, cierto Javier Fonseca que redacta una gacetilla en su casa, asegura haber recibido la "confidencia en exclusiva" desde la Presidencia del Gobierno. Quede claro, pues, que no han sido la CIA, el KGB, el Club Bilderberg o los marcianos quienes han filtrado el gran secreto al tal Fonseca, sino el propio Mariano Rajoy. En concreto, "tres asesores" de La Moncloa, Fonseca dixit, descartaron publicar el "estudio interno" en ABC, El País o El Mundo, decantándose en cambio por una prestigiosísima página web que se hace llamar El Aguijón.

Una sensacional revelación de cuyo rigor informa la primera cifra que ventila. Porque, según tal vademécum, mantenemos a 660 diputados y senadores. O sea, a 34 más de los que se sientan en las Cortes. Los tres "asesores", ¡ay!, resultaron ser víctimas de la Logse. En cuanto al método, el "estudio" se apoya en el principio epistemológico de admitir pulpo como animal de compañía. Así, se les dice "políticos" a los gestores del catastro, directores de institutos astrofísicos, responsables de agencias meteorológicas, vocales de cámaras de comercio, alcaldes pedáneos... Hasta redondear los 445.000. Cuánto urge, ese sí, un censo exhaustivo de los fuleros patrios.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 35 comentarios guardados

    Servicios