Menú

Tipo de interés y precio del dinero

0
El tipo de interés no es el precio del dinero

La práctica totalidad de los medios de comunicación y la mayor parte de los analistas económicos, han vuelto a utilizar un lenguaje inexacto –“ha bajado el precio del dinero”– al tratar la últimas rebaja de tipos de interés acordada el martes por la Reserva Federal de los EEUU. Que nadie me tome por pedante o “enteradillo”. No se trata de una cuestión meramente lingüística. Se trata de no confundir a la gente. ¿Cómo va a tener precio el dinero, si los precios se fijan en dinero? ¿Cuál es el precio del dólar expresado en dólares? ¿Cuántas veces ha ido el lector al mercado a cambiar un billete de un dólar por otro billete idéntico y luego otra vez y otra…?

Lo esencial en el contrato de préstamo de dinero no es que se “compra y se vende” dinero como tal. Lo esencial es que se alquila durante un tiempo el dinero, como medio o capacidad de compra y pago por excelencia que es. Esto es, que se recibe dinero en el presente a cambio de una promesa de reembolso en el futuro junto al pago por su disponibilidad temporal --el interés o usura (de uso)--.

La idea de que el tipo de interés es un fenómeno exclusivamente monetario y que ni la preferencia temporal, ni la mayor o menor disponibilidad de ahorro para adquirir equipo capital tienen importancia, constituye la principal “aportación” de la aberración keynesiana. Si el interés es el precio del dinero, bastaría incrementar la cantidad de éste para reducir aquél. ¡Qué curioso que en aquellos países donde la cantidad de dinero se duplica cada mes, los tipos de interés estén por encima del 1.000%! La Ciencia Económica antes de pervertirse, conocía a los charlatanes que decían poder eliminar la tiranía de la usura con ambiciosos proyectos, como “monetary cranks” (maníacos monetarios). Bueno sería recuperar esa vieja tradición. El primer paso: desterrar de nuestro vocabulario eso de “precio del dinero”.

En Libre Mercado

    Servicios