Menú
Juan Carlos Girauta

Por la boca muere el pez

Claro, claro. Para ser un partido real hay que venir de antiguo, ¿no? Sólo que tal requisito hace al PSOE o a ERC bastante más reales que al PP. ¿O quizá a partir de la refundación de Aznar ya no sea posible crear nuevos partidos?

Juan Carlos Girauta
0

De atender a Freud, el lapsus linguae de Zapatero "un acuerdo con Rusia para follar" responde a una manifestación del inconsciente que aprovecharía el relajamiento de las represiones conscientes. Hasta ahí puedo decir, pues no hay que perseguir a nadie hasta los recovecos de sus procesos mentales, aunque ese nadie esté dispuesto a perseguirnos a nosotros hasta la intimidad del nacer, del morir, del amar.

Más miga tiene lo de Blanco: "Hay que ser comprensibles", dice, con el PNV. Aquí no hay acto fallido; aquí hay fallo, catástrofe semántica y analfabetismo funcional. No sé si es comprensible que Blanco sea comprensivo con los de Ibarretxe, pero se comprende el sentido, se entiende la intención... y se huele el amaño. Los buenos resultados del PSE han sido una mala noticia para el PSOE, forzado a virar su estrategia de aislamiento al PP perdiendo apoyo nacionalista en el Parlamento... o a retratarse definitivamente en el País Vasco al lado del PNV, que es lo mismo que revelar de una vez su verdadera idea de España: consiste en que ésta deje de existir.

Otros no disparatan al hablar sino al pensar, al juzgar. El problema es aquí de sindéresis y lo padece el portavoz del PP en las Juntas de Vizcaya. Cree saber Olazábal que su partido habría obtenido tres escaños más en el Parlamento vasco "si no hubiese existido UPyD, que no es un partido real sino una formación impulsada por unos medios de comunicación". Claro, claro. Para ser un partido real hay que venir de antiguo, ¿no? Sólo que tal requisito hace al PSOE o a ERC bastante más reales que al PP. ¿O quizá a partir de la refundación de Aznar ya no sea posible crear nuevos partidos? Nótese que Olazábal sí comprende el trasvase de votos del PP al PSE: "Es una cosa comprensible" (aquí sí, Blanco). Lo incomprensible es, por lo visto, que antiguos votantes del PP se decanten por una formación que defiende sin complejos la unidad de España y que está dispuesta a presentar batalla ideológica al nacionalismo. Si Zapatero da risa y Blanco da pena, Olazábal da miedo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation