Menú
Juan Carlos Girauta

Volare

Qué hombre tan suspicaz. El novio de la subdirec... ejem... los directivos de Air Ícaro tienen esa estrategia de marketing. Es para subrayar que sus aeronaves tienen alas.

Juan Carlos Girauta
0

– Ring... ring... ring...

– Aviación Civil, dígame.

– Buenas tardes, quisiera saber qué tramitación le han dado a una queja presentada el día...

– ¿Una queja?

– ...Sí...

– ¿Por escrito?

– ...Sí, le decía que...

– Un momento, que la busco.

– ¿Cómo que la busca? Si ni siquiera sabe mi nombre...

– No importa. A ver, a ver... Pues nada, por "queja" no me aparece nada.

– ¿No les consta ninguna queja? ¿Sobre ninguna compañía?

– Ni una. La gente está encantada. Volare, la, la, la, la...

– Yo me quejé.

– En fin, siempre tiene que haber algún aguafiestas.

– Compré un billete a Lima, ida y vuelta, con Air Ícaro.

– ¿A Lima? Qué rarito es usted. ¿Y qué?

– Me extrañó que me preguntaran si quería ala, como si estuviera pidiéndome un menú en Kentucky Fried Chicken.

– Qué hombre tan suspicaz. El novio de la subdirec... ejem... los directivos de Air Ícaro tienen esa estrategia de marketing. Es para subrayar que sus aeronaves tienen alas.

– Ah, bueno. Pero es que, cuando iba a embarcar, pude ver a un grupo de técnicos en mono, a pie de pista, señalando uno de los motores y desternillándose de risa. También me alarmó la radio de galena que manejaba el piloto, en una caja de puros, y los extintores con la leyenda "Hotel Manila, Welcome, MacArthur".

Nel blu dipinto di blu, felice di stare lassu, y volando, volando feliz...

– ¿Le importaría dejar de cantar? Estoy intentando explicarle...

– Oiga, caballero, si tiene alguna queja, preséntela en Aviación Civil.

– ¿No estoy hablando con Aviación Civil?

– Ah, sí, claro. Mire, coja un papel y escriba lo que me ha contado con todo detalle.

– Ya lo hice.

– Creo que es usted el típico sujeto que crea problemas donde no los hay.

– Me tuvieron cuatro horas esperando dentro del avión, sin despegar, con un calor insoportable, mientras las azafatas, que eran una señora de verdad y tres maniquíes de El Corte Inglés –eso sí, con uniforme–, nos pedían un suplemento en metálico para combustible.

– ...

– ¿Está usted ahí?

– Ya llego, estaba pasando las quejas de hoy por la trituradora de papel.

– ¿Cómo?

– Lo suyo va a ir más rapidito si la tira usted mismo en la primera papelera que encuentre. Contribuya a mantener limpia la ciudad.

– Pero...

– Adiós. Aviación Civil siempre a su disposición. Volare, la, la la, la...

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco