Menú
Juan Manuel Rodríguez

Le llamaban Juan "Marrón"

Luxemburgo no ha triunfado en el Real Madrid porque es un "paquete". Con un envoltorio muy aparente, eso sí.

Ya han bautizado al lebrijano Juan Ramón López Caro, el primer entrenador de la historia del Real Madrid que viaja en taxi. Le llaman Juan "Marrón" López Caro. Qué va, nada de "marrón". Juan Ramón, que no Juan "Marrón", López Caro reconoció que esto es un sueño para él. Por fin hay alguien que lo reconoce. Me parece recordar que Mariano García Remón, el "gato que está triste y azul", dijo el día de su presentación que aquello era poco más o menos que una pesadilla. El barato Caro debutó con derrota en un estadio que tiene nombre de síndrome, el Georgios Karaiskakis, pero por lo menos cada futbolista jugó en su sitio. Rubén de la Red promete. En Balboa se intuye un buen jugador. Me gustó Adrián Martín y Diego López no desentonó. Incluso Baptista y Robinho nos recordaron un poco a sus hermanos gemelos del Sevilla y el Santos.

¿Quién tendrá tantísimo interés en matar a Arrigo Sacchi?... En cuanto el "divino calvo" dijo que se largaba con viento fresco debido a "motivos personales", esa misteriosa red de corresponsales de la enfermedad se puso a elucubrar de nuevo sobre el estado de salud del italiano. Sacchi tuvo que decir ayer que goza de una mala salud de hierro. Por otro lado, no veo que puedan existir ahora mismo motivos más personales para su marcha que haber recomendado a Vanderlei Luxemburgo para el puesto de entrenador de la primera plantilla. "Luxe" ha sido un desastre provocado por Sacchi, y Sacchi hace bien en irse. Ernesto Bronzetti (un "diez por ciento") dice que Sacchi se va porque le querían de técnico. Lo que faltaba.

Wagner Ribeiro, otro "diez por ciento", puso a parir a Florentino Pérez en Radio Bandeirantes. Dijo que el Real Madrid es un club arrogante. Criticó a Michel Salgado y llamó "Pavor" a Pavón. Ribeiro colocó aquí a la "troupe" de Luxemburgo, nutricionista incluida, y ahora muerde la mano que le da de comer. Si yo fuera el presidente del Real Madrid, éste no volvería a pisar jamás en su vida el estadio Santiago Bernabéu. Y si fuera Florentino Pérez me pensaría muy seriamente presentarme a la reelección sólo para cortocircuitarle otros cuatro añitos más. Luxemburgo no ha triunfado en el Real Madrid porque es un "paquete". Con un envoltorio muy aparente, eso sí.

El penúltimo raulista vivo. Director de El Primer Palo y tertuliano de Fútbol es Radio.

En Deportes

    0
    comentarios