Menú
Juan Manuel Rodríguez

Nadie defendió a Don Arrigo

¿Y Don Arrigo? ¿Ni un sólo recuerdo para Don Arrigo? ¿Ni un gesto de afecto? ¿Ni un guiño de complicidad?... Pues efectivamente, ni uno sólo

Acabáramos. Ahora resulta que todos los problemas son de traducción. Guti no pudo achacarle su "amable" dedicatoria a Di Stéfano y Sacchi a una mala traducción de sus palabras porque José María habla un correcto castellano. Pero Arrigo Sacchi sí. Al parecer el director de fútbol del club merengue dijo en Italia que el Real Madrid no era competitivo en España ni en Europa, y que no podrían competir en la Champions con el Milan o la Juventus de Turín. No es la primera vez que Sacchi realiza unas declaraciones tan altisonantes en su país. Y tampoco es la primera vez que, después de hacerlas, las desmiente a renglón seguido. En vista del revuelo que se organizó, Sacchi debió pensar que lo mejor para él sería achacárselo todo al indefenso traductor.
 
Tras la inmensa metedura de pata del segundo capitán del equipo, el primero, Raúl, saltó inmediatamente a la palestra para defender a Don Alfredo. ¿Y Don Arrigo? ¿Ni un sólo recuerdo para Don Arrigo? ¿Ni un gesto de afecto? ¿Ni un guiño de complicidad?... Pues efectivamente, ni uno sólo. Cabría la posibilidad de que Raúl no estuviera de acuerdo con Guti en lo que respecta a Alfredo di Stéfano, ("una institución a la que hay que escuchar") pero que, sin embargo, sí compartiera plenamente lo dicho por su compañero de vestuario en lo que atañe a Sacchi.
 
Lo que implícitamente le quiso decir Guti a Sacchi es que él es un "submarino del enemigo". Examinen, si no, sus declaraciones: "A lo mejor el director de fútbol está jodido en este momento. No sólo podemos competir con el Milán o la Juve, sino que creo que estamos más arriba que ellos, sobre todo en títulos". Este sería el típico duelo verbal entre un milanista y un madridista, salvo por el insignificante detalle de que, hoy por hoy, los dos trabajan para el Real Madrid.
 
A Guti le llovieron (lógicos) palos por hacer un "pack" con Don Alfredo y Sacchi. Seguro que esa oferta de "dos por uno" no convenció absolutamente a nadie, empezando por el presidente Florentino Pérez. Quién sabe qué habría sucedido si Guti le hubiera dedicado la victoria de Sevilla sólo al italiano. A lo mejor le habrían sacado a hombros. Dice Sacchi (y esto todavía no ha sido desmentido) que él ya no es entrenador sino ejecutivo. Y, ¿a qué espera para ejecutar?... Lleva aquí cerca de un año y no conozco a nadie que tenga una idea más o menos clara de a qué se dedica el italiano. ¿Y para qué le trajeron?... Tampoco está claro. Habrá que tirar de traductor.

El penúltimo raulista vivo. Director de El Primer Palo y tertuliano de Fútbol es Radio.

En Deportes

    0
    comentarios