Menú

El clamor del silencio

Juan Morote

Cuatro de cada cinco ciudadanos de Cataluña consultados sobre su futuro político han guardado silencio; se han puesto de perfil y no se han sentido interpelados por la enjundiosa cuestión de la independencia. Ha sido un silencio masivo. (Volver)
ANP dijo el día 19 de Diciembre de 2009 a las 10:10:08:

Yo he nacido en Barcelona y siempre he vivido aquí y lo que me resulta descorazonador es el desconocimiento que hay fuera de aquí sobre esta sociedad. Lo que me lleva a pensar que las dificultades que tuvo la lengua catalana durante el franquismo no fue obra de madrileños, sino de catalanes que necesitaban escalar puestos en el régimen. En el trozo de historia que yo he podido contemplar con mis propios ojos, la sociedad catalana se iba volviendo cada vez más, no una sociedad con lengua propia y mucho hecho diferencial, sino una mezcla de toda España. Por decirlo de forma descarnada, el nacionalismo había sido barrido ya hace años por una completa victoria demográfica. ¿Y qué pasó entonces? Pues que se le dio al nacionalismo las competencias exclusivas en educación. A Antonio Robles le solía oír una frase que resumen muy bien todo esto: ellos tan listos y nosotros tan tontos. Si el estado hubiese amarrado las competencias en educación y se hubiese garantizado la transmisión de unos conceptos básicos sobre la integridad nacional y el papel de la lengua común española (precisamente lo que los nacionalistas han atacado de forma inclemente), ya podrían organizar pantomimas secesionistas, que se encontrarían con una buena parte de población en contra, y no los cuatro gatos que nos concentramos el 13-D en la plaza de España de Barcelona. Y entonces, seguro que se les quitaban las ganas de seguir con el juego

13albert dijo el día 16 de Diciembre de 2009 a las 16:49:28:

Estoy totalmente de acuerdo con usted, pero lo veo a usted un poco cándido en sus esperanzas de que los políticos “tomen nota” de estos silencios.
Mucho me temo que la cobardía Sanchista (de Sancho Panza) de esos “silenciosos” ciudadanos, serán cómplices del drama que pueda acaecernos y ellos no se van a escapar del lío, eso por supuesto, no por ponerse de perfil les va a librar de sufrir las mismas consecuencias que al resto de ciudadanos damnificados por la cobardía de los Sanchos Panzas.

Vendeano dijo el día 16 de Diciembre de 2009 a las 14:40:58:

Señor Morote, pensaba, al ver el título, que el artículo iba por otro lado. Precisamente pienso que es el silencio de los corderos lo que nos lleva al matadero. Callarse no es el medio de que te dejen en paz.

Recordemos lo de Burke: "basta con que los buenos no hagan nada para que el mal triunfe". Pues eso.

Siempre leyendo encantado sus artículos.

« 1 »