Menú
Larry Elder

En contra de Obama

Barack Obama promete "bajar los impuestos al 95% de los trabajadores estadounidenses". Pero esto no es posible. Más del 30% no paga nada en impuestos federales. Obama llega a esta cifra llamando a las deducciones fiscales "reducciones de impuestos".

Larry Elder
0

El aspirante presidencial demócrata Barack Obama promete "bajar los impuestos al 95% de los trabajadores estadounidenses". Pero esto no es posible.

¿Por qué? Más del 30% no paga nada en impuestos federales. Obama llega a esta cifra llamando a las deducciones fiscales "reducciones de impuestos". Se puede debatir si estas cosas son buenas o malas, pero no son bajadas de los impuestos. McCain ofrece devoluciones fiscales en concepto de seguro médico, así como otras deducciones, pero no insulta a la inteligencia del pueblo americano llamándolas "bajadas de impuestos". Cuando las deducciones de Obama van a personas que no pagan impuestos federales o que pagan menos que el valor de la deducción, no son "recortes fiscales". Son transferencias de dinero de un bolsillo a otro, o redistribución de la riqueza, pero no son recortes fiscales.

El candidato republicano John McCain debería contar a la gente con un lenguaje claro cómo nos afectan a todos las subidas de los impuestos a los supuestos ricos. Mi amiga Nina es una decoradora de interiores autónoma. Acaba de conocer a una cliente potencial casada, cuyo marido trabaja en la industria del ocio. El cliente podría retirar el proyecto a causa de los inminentes recortes fiscales de Obama. Nina gana bastante menos de 250.000 dólares, vive en un apartamento, no tiene asistenta y conduce un utilitario de tamaño medio. Pero la pareja que espera que la contrate se enfrenta a un tipo fiscal del 39,5%, a lo que hay que añadir las subidas de impuestos a la seguridad social y sobre plusvalías y dividendos.

Al promover sus recortes fiscales, el Presidente Kennedy decía, "La forma más contundente de elevar la recaudación a largo plazo es recortar ahora los tipos impositivos". Cuando Kennedy lo dice suena a gran idea. Cuando Reagan lo afirma es una idea basada en la explotación de los pobres. A propósito, Kennedy bajó los impuestos alrededor del 22% (reduciendo el tipo máximo del 90% al 70%), y Reagan alrededor del 60% (tipo máximo del 70% al 28%). ¿Y que hay de los recortes fiscales "injustos y a favor de los ricos" que aprobó Bus y que van a expirar? Fueron una reducción del tipo máximo de aproximadamente el 7,5%. Un reciente titular de France-Presse lo dice todo: "Suecia anuncia recortes fiscales sobre la renta para impulsar la contratación".

En cuanto al gasto, Obama dice ahora (al igual que con los impuestos) que podrían no despilfarrar tanto como consecuencia del estancamiento económico. ¿Pero no había defendido el candidato demócrata que el gasto eran "inversiones" que estaban "plenamente amortizadas"? Si son inversiones que "no cuestan nada", ¿por qué posponerlas por el hecho de que la economía tenga problems? Si Obama estuviera diciendo la verdad, el momento idóneo para gastar y subir los impuestos sería precisamente cuando las cosas van mal, a menos que a) no salgan gratis o b) que no se trate de inversiones que verdaderamente "relanzarán nuestra economía".

McCain renunció erróneamente a echar en cara a Obama su relación de 20 años con su antiguo pastor, Jeremiah Wright. Pero la relación de Obama con su "consejero espiritual" sirve de indicio del carácter de Obama. Durante la temporada de primarias, hasta Obama llamaba a esto una relación "legítima", pero insistía en que no sabía nada de las opiniones radicales de Wright. ¿En serio?

En Sueños de mi padre, Obama habla de su asistencia al "sermón La Audacia de la Esperanza" (páginas 292-293). Hay una versión para ciegos del libro con la propia voz de Obama leyendo este pasaje. Obama escucha a Wright hablando de Hiroshima y Sharpeville como ejemplos de actos de injusticia. Una nota personal: mi padre, un antiguo Marine, sirvió como cocinero en una unidad destacada en la isla de Guam esperando invadir Japón. La invasión nunca tuvo lugar a causa de Hiroshima y Nagasaki, por lo que los historiadores militares sostienen que se salvaron un millón de vidas como mínimo.

¿Qué es Sharpeville? En 1960, el Gobierno sudafricano del apartheid disparaba a manifestantes desarmados, con lo que mató a 69 hombres, mujeres y niños negros. La mayoría de los fallecidos fueron tiroteados por la espalda y casi 200 más resultaron heridos. Obama no se mostró su disconformidad al escuchar Hiroshima y Sharpeville en la misma línea. En la práctica, se sintió tan inspirado por el sermón que utiliza su título –"La audacia de la esperanza"– en su segundo libro y como tema de su campaña.

En Sueños de mi padre Obama también cuenta cómo conoció a Wright. El candidato demócrata pidió una cita en la iglesia de Wright para conocer al pastor. Wright llegaba tarde. Mientras esperaba, Obama habló con la asistente de Wright, una madre soltera cuyo marido acababa de fallecer. Ella le dijo a Obama que tenía intención de irse de Chicago y mudarse a los suburbios para escapar de la violencia. También quería que su hijo fuera a una escuela mejor. Su hijo, decía, quería unirse a una banda y su escuela no tenía una. La futura escuela de su hijo tenía "una banda y uniformes gratuitos" (páginas 280-284). "Siempre quiso estar en una banda, dijo calmadamente" (página 281). Cuando Obama contó a Wright los planes de su ayudante, Wright le dijo que había intentado quitárselo de la cabeza. ¿Por qué? Wright argumentaba que el chico "no podrá conocer cuáles son sus orígenes ni quién es". Obama se unió a la congregación.

© Laurence A. Elder. Distributed by Creators Syndicate Inc.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios