Menú

Empresario fracasado al frente de CEOE

Lejos quedan ya los tiempos en los que Díaz Ferrán defendía "un paréntesis" en la economía de mercado o cuando alababa al ministro de Industria, Turismo y Comercio Miguel Sebastián, por su "acierto y eficacia" al frente de Industria.

0

El presidente de la patronal empresarial española no es un buen gestor. Ha quebrado la aerolínea Air Comet y debe las nóminas de los últimos meses a los empleados de la compañía. Cualquiera diría que un personaje así no podría representar a la plana mayor de los emprendedores españoles, pero en nuestro país todo es posible, especialmente cuando se trata de aferrarse al sillón cueste lo que cueste, siempre que los que paguen sean otros.

Gerardo Díaz Ferrán va de víctima por la vida. A todo aquel que se digna a escucharle cuenta que su calvario personal es consecuencia directa de haberse enfrentado al Gobierno, a CCOO y UGT el verano pasado en la negociación del "diálogo social". Es posible que una parte de sus problemas se expliquen por este hecho, pero la realidad es mucho más cruda: el presidente de CEOE se ha aprovechado del Ejecutivo cuando le ha convenido, especialmente en sus aventuras argentinas, y ahora lo tiene en contra.

Lejos quedan ya los tiempos en los que Díaz Ferrán defendía "un paréntesis" en la economía de mercado para lograr que los contribuyentes sufragaran los gastos empresariales a través de los impuestos, o cuando alababa al ministro de Industria, Turismo y Comercio Miguel Sebastián, por su "acierto y eficacia" al frente de Industria.

"Nos consta tu buen hacer y esfuerzo para encontrar las mejores soluciones a esta difícil coyuntura económica", llegó a decir el presidente de CEOE a Sebastián en un acto celebrado en EEUU, con la mirada puesta en la salida de Viajes Marsans de Argentina y la posibilidad de obtener ayudas públicas para la empresa.

Por si todo esto no fuera suficiente, Díaz Ferrán sufre ahora el acoso de los empleados de Air Comet, indignados por la gestión del empresario, por ocultar información a la plantilla, por vender billetes cuando sabía que la continuidad de la aerolínea estaba en peligro y por no pagar las nóminas. Desde el entorno cercano del presidente de CEOE se acusa al Gobierno de presionar a los bancos para que cortaran el grifo del crédito lo que, en medio de esta tormenta financiera, ha dado la puntilla a la empresa.

Aunque lo más indignante es la última explicación que ha dado Díaz Ferrán a la quiebra de Air Comet. El máximo responsable de CEOE considera que dirigir una compañía es como "jugar a la lotería", de forma que si –como es su caso– se tienen varias empresas a cargo, es posible que quiebre alguna de ellas: "Si llevas muchos números, a veces te toca".

En un país medianamente civilizado el señor Díaz Ferrán debería dimitir de todos sus cargos en la patronal e irse a su casa. Este tipo de declaraciones son profundamente irresponsables y denotan la catadura moral y profesional del sujeto que las realiza. La situación económica española es muy preocupante, con cientos de miles de parados que engrosan las filas del INEM todos los meses y el actual presidente de CEOE no está legitimado para negociar la reforma del mercado de trabajo. Detener la sangría laboral es una cosa seria señor Ferrán, no es como jugar a la lotería.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation