Menú
Maite Nolla

En apoyo de Nerea

La cuestión es que impedir que Nerea Alzola se presente es propio de un manual de torpes. ¿Qué más les dará?

Maite Nolla
0

El Oasis está alterado, con ladrones de alto standing y con empresarios modelo que vuelven al banquillo y lo comparten con los amigos de Josep Borrell. Qué tiempos, cuando El País era El País, y no como ahora que cualquier dirigente de tercera del PSOE, de las que redecoran su currículum, te manda callar. Ya ven que no sólo está alterado porque las autoridades se hayan lavado las manos ante algo que excede de lo ilegal, para ser presuntamente delictivo. Aquí una administración pública utiliza de forma ilegal el censo y no pasa nada. Y, como en casi todo, el PPC anda siempre a remolque de lo que hacen otros, como Ciudadanos, y toda su preocupación es dar el banderazo de salida a una campaña electoral, aunque las elecciones no se esperan hasta dentro de un año.

Y es que en el PP oficial tienen la poca consideración y el mucho rostro de alegar la vulneración de las normas de procedimiento para impedir que Nerea Alzola presente su candidatura a la presidencia del PP en Vizcaya. Las mismas normas a las que ellos y Ana Mato sometieron a un estrés total, es decir, que se saltaron por la cara, cuando hubo que acabar con Daniel Sirera y dar satisfacción a los que controlan el PP de Cataluña. Debo recordar que la actual presidenta del PPC no presentó ni un solo aval en aquel nefasto congreso. Los avales los tenían Sirera y Alberto Fernández, que eran los que se presentaban. Lo demás ya se lo saben: aterrizó Ana Mato, la abuchearon, impusieron digitalmente a la señora Camacho, enfadaron al personal y estuvieron a punto de hacer presidenta a otra candidata, que la menor de las contraindicaciones que tiene para encabezar una alternativa no nacionalista, es que es nacionalista.

Y es que las situaciones del PP en Cataluña y en el País Vasco son la imagen del PP de Rajoy. En ambos casos cambiar de política –no en esas comunidades sino en España– le ha supuesto al PP perder votos. En el País Vasco hasta un tercio. En Cataluña, 25.000 votos en las últimas europeas. Cierto es que Basagoiti no es Alicia Sánchez-Camacho, y que ha timoneado bastante bien el pacto con Patxi López. Pero una vez encauzado el tema, han vuelto a los errores que les han conducido a perder votos. Y en lugar de reconocerlo, hace unos días se filtraba una especie de encuesta –que ni siquiera era de intención de voto– en la que se afirmaba que los votantes del PP perciben mejor a Basagoiti que a María San Gil. Ya. Exactamente lo mismo que hicieron Alicia Sánchez-Camacho y Cospedal con los famosos cuatrocientos nuevos afiliados, con la amplificación sin crítica de Victoria Prego. Y luego castaña electoral y nadie dimite. Es más, todavía vendieron el resultado de las europeas como bueno porque había subido el porcentaje de voto.

La cuestión es que impedir que Nerea Alzola se presente es propio de un manual de torpes. ¿Qué más les dará? Este artículo es en apoyo de Nerea Alzola, compañera de programa; el mejor programa de la tarde: En Casa de Herrero. De lunes a viernes, de cuatro a siete en esRadio: libertad para dar y tomar.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco