Menú
Maite Nolla

Ésos son otros Pérez

¿Va la señora Cunillera a dimitir si el Constitucional recorta –horrorosa expresión– el Estatut? ¿Maravillas Rojo nos va a hacer un favor y va a dimitir como secretaria de Estado de Trabajo? ¿Se vuelve Carmen Chacón a Esplugas de concejala?

Maite Nolla
0

Desde que en esta casa me publican con cariño los artículos que les mando con amor, yo no sé la de veces que mis compañeros de cuadrícula y yo hemos tenido que analizar no sé cuántas amenazas de ruptura entre la minoría nacionalista que gobierna en Cataluña y el resto de España. Me gustaría decirles que ni todos los catalanes somos así, ni los que permanentemente pretenden poner en jaque al sistema son mayoría. Pero el socialismo catalán, que ni es nacionalista ni necesitaría serlo para gobernar, ha perpetrado el mayor ataque a la España constitucional y a nuestro ordenamiento jurídico en años. Digo que no es nacionalista, aunque se comporten como si lo fueran, porque no acepto a Maravillas Rojo y a Montilla como animales de compañía, por más que se pongan.

Pero el caso es que el socialismo catalán –y a su rebufo los demás– pretende que si el estatuto no casa con el ordenamiento jurídico se cambie el ordenamiento jurídico. Se lo dije la semana pasada, medio en broma, y la señora Tura me ha tomado la palabra. Lo que me faltaba: dar ideas.

Y no es que tenga fijación, pero me chiflan las reacciones del socialismo catalán ante la sentencia que, de momento, no existe. De repente, ellos consideran que los socialistas españoles son otros Pérez, y piden un grupo propio, la ruptura, el Apocalipsis y hasta un gobierno de coalición con el PSOE. Nos conocemos todos y en las ciudades pequeñas más. Se lo pregunto por segunda vez: ¿va la señora Cunillera, doña Tere, a dimitir de la vicepresidencia del Congreso si el Constitucional recorta –horrorosa expresión– el Estatut? ¿Se va usted de vuelta al escaño a aplaudir, doña Tere? ¿Maravillas Rojo nos va a hacer un favor y va a dimitir como secretaria de Estado de Trabajo? ¿Se vuelve Carmen Chacón a Esplugas de concejala? Ya se lo digo yo: no.

Y a los que tampoco entiendo en absoluto son a los del PP de Cataluña. Si los rumores son ciertos, la sentencia será coincidente en mucho con los motivos del recurso del PP. Es decir, si no lo entiendo yo mal, el PP va a conseguir una victoria política sin precedentes. Va a conseguir que el sistema legal español impida que se aplique una norma inconstitucional que iba a condicionar la política en toda España. Bravo, por ustedes; por Soraya y por Trillo, que, si no recuerdo mal, fueron los que sellaron la copia. Es más, el PP estaría más que legitimado para pedir cuentas y la dimisión de aquellos que aprobaron una ley inconstitucional y que engañaron al electorado en aquel referéndum, empezando por Zapatero. Podrán decir bien alto y con orgullo que tenían razón cuando pidieron el "no" hace tres años. Y todo ello, sin entrar en los motivos de oportunidad política.

En cambio, como recordaba Álvaro Vermoet esta semana –sacando de quicio al director de La Razón, para diversión del personal, la señora Camacho ya ha dicho que en su campaña no se va a hablar de sentencias. ¿Cómo si nos diera vergüenza? Exacto. El caso es que después de muchas pruebas, el PPC ha decidido aplicar el principio de Maurice Minnifield, el entrañable astronauta millonario y déspota de Doctor en Alaska: ya es hora de que esta vaca nos dé leche a nosotros también.


En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco