Menú
Maite Nolla

La segunda mitad del segundo semestre

Cuando dicen eso de que la recuperación vendrá en la segunda mitad del segundo semestre de no se sabe cuándo, no se deben ni escuchar a ellos mismos y les da igual. Con lo cual, lo mejor es que arrimemos todos el hombro, pero para echarles.

Maite Nolla
0

Me dice un amigo que, en realidad, la crisis en las empresas empezó hace algo más de dos años. Hasta hace poco el problema eran los impagos, especialmente en los negocios que dependen de otros y estos otros de otros. Hago un inciso y es que en algún momento se tendrá que plantear qué se hace con las deudas que dejan por el camino algunos tipos de sociedades, especialmente las de responsabilidad limitada, porque una cosa es el fraude de ley y otra el fraude legal. La cuestión es que, desde hace un tiempo, el cierre de los grifos por parte de los bancos ha acabado de hundir a muchos negocios que se han visto obligados a despedir a mucha gente; despidos en perjuicio, claro está, del trabajador, pero también de la empresa que tiene que asumir unos costes que no son elevados, son desproporcionados. La situación ha llegado a tal punto que, para que se hagan una idea, muchas pequeñas empresas han decidido dejar de defenderse ante los procesos de ejecución, porque ni siquiera pueden pagar al abogado que les alarga el procedimiento y rasca algo; incluso ahora, que empieza a haber una corriente entre algunos jueces de considerar abusivos los intereses de muchas pólizas. 

Y el Gobierno lleva dos años despreciando todo eso. Desprecia incluso a la oposición, que a veces, entre ocurrencia y ocurrencia, ha apoyado las medidas de la nada que ha adoptado el Gobierno. Y les pondré varios ejemplos. El primero es que cada fin de semana Leire Pajín reclama de la oposición eso de "arrimar el hombro" contra la crisis y tal. Lo cierto es que, pese al apoyo incomprensible que la oposición ha dado al Gobierno, Zapatero ya dijo que no podía alcanzar pactos de Estado con la derecha en materia económica por "motivos ideológicos"; lo cual da una idea de la peligrosidad social del personaje.

Y otro ejemplo es que mientras muchos empresarios intentan cobrar una décima parte de los impagos y que no les embarguen más que casi todo, el Gobierno este verano adoptó dos medidas de gran calado social: la primera fue dar satisfacción a Puigcercós aprobando el sistema de financiación para Cataluña, insolidario, desigual y en desarrollo de una norma pendiente de una sentencia que lo puede anular. Le recordarán en la sede de ERC, en un atril con una bonita cifra a modo de botín. La otra fue dar gusto a su empresario mediático de cabecera, aprobando en agosto un Decreto-Ley –que exige una extraordinaria y urgente necesidad– para darle el fútbol de pago. Luego es normal que sean los primeros en defender la alegría y en acusar a los medios de la derecha de poco menos que de golpismo por hablar en términos catastróficos de lo que pasa; total, aún no estamos como en Grecia.

Cuando dicen eso de que la recuperación vendrá en la segunda mitad del segundo semestre de no se sabe cuándo, no se deben ni escuchar a ellos mismos y les da igual. Con lo cual, lo mejor es que arrimemos todos el hombro, pero para echarles.


En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco