Menú
Maite Nolla

Objeto de mofa

Ahora sabemos que, aunque se lo llevara a rezar con Obama, Zapatero cree que Durán es un Erkoreka cualquiera. Es como la diputada de Coalición Canaria, como el de Unión del Pueblo Navarro o, lo que es peor, como Joan Herrera.

Maite Nolla
0

La política es ingrata e injusta. Un día estás arriba y otro día estás fuera. Más aún con los políticos de cartón piedra que tenemos ahora, que vaciados de su fachada, de las fotos en la Telva o del jabón gratuito, no tienen ni pasado, ni futuro, ni contenido, ni una sola idea que llevarse a la boca. No son más que un pie desnudo. Y así pasas de ser un líder, un estadista, en resumen, un "monstruo", al olvido en una tarde. 

De los discursos con motivo de la fiesta del socialismo parlamentario del jueves, ha pasado desapercibida la mofa que de Durán i Lleida hicieron Felipe González y Zapatero. Felipe alabó el discurso presuntamente brillante de Durán, pero le sacó punta con mucha gracia, la verdad. ¿Cómo va a votar en contra de los futuros presupuestos si no conoce su contenido? Pero lo mejor fue cuando Zapatero añadió: "Bueno, ya veremos si no vota a favor; je, je, je...". Durísimas declaraciones; el fin del mito. Un golpe definitivo después de unos días en los que el líder nacionalista ha estado en lo más alto; parecía incluso que estuviese tutelando al Gobierno en la reforma laboral, aunque no fuera verdad, y que, en general, CiU estuviera tomando medidas económicas o algo así, cuando tampoco es verdad. Durán culminaba su momento de gloria presentándose en el Círculo Ecuestre como el estadista que pretende ser y que algunos le atribuyen sin fundamento, y van Felipe y Zapatero y se ríen de él. 

Hasta la fecha, las críticas a Durán tenían diferentes escalas. Algunos criticaban que utilizara la técnica del eslálom democratacristiano –socialcristianos, se hacen llamar– para supuestamente atornillar a Zapatero y acabar apoyándole. Otros ponían el acento en el miedo convergente a que unas elecciones generales anticipadas coincidieran con las autonómicas, cosa que sería catastrófica para CiU. Los menos recordaban que no se puede ser independentista, soberanista, nacionalista moderado y un hombre con gran sentido de Estado, sin tener un grave problema médico. Por no hablar de la corrupción de la que, dicho sea de paso, en Cataluña no habla nadie. 

Pero Felipe y Zapatero le han dado donde más duele: siempre hay un precio. Zapatero no considera a Durán un hombre de Estado, un ministrable, un puente entre Cataluña y España. Es más, pasa de la tradición europeísta de Durán. Ahora sabemos que, aunque se lo llevara a rezar con Obama, Zapatero cree que Durán es un Erkoreka cualquiera. Es como la diputada de Coalición Canaria, como el de Unión del Pueblo Navarro o, lo que es peor, como Joan Herrera. Zapatero piensa que es como todos los demás: fácil de adquirir. Si ganan las elecciones catalanas se les podrá comprar porque gobernarán, y si las pierden porque no tendrán otra cosa a la que agarrarse. Y qué que hayan dicho que no van a apoyar los presupuestos, ¿desde cuándo eso ha sido un impedimento para votar luego lo contrario? ¿Quién piensa que Zapatero es tonto?


En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco