Menú

Capitalistas anticapitalistas

hay muchos empresarios muy ricos que son anticapitalistas porque creen que el estado (los políticos) debe manejar la economía

0
La palabra capitalista tiene dos acepciones: una se refiere a una persona acaudalada y la otra a una persona –que siendo pobre o rica– está a favor del sistema capitalista, el cual consiste en la protección de la vida, la propiedad y los contratos, dejando a la gente en paz, siempre que se respeten los iguales derechos de los demás.
 
El asunto no tendría importancia si no fuese porque los políticos suelen pedir la opinión y asesoría sobre economía a quienes han logrado éxito económico y no se piensa que quienes tienen capital puedan estar en contra de la economía de mercado, es decir, en contra del capitalismo. El político podrá creer que los empresarios que entienden de negocios automáticamente entienden de economía, pero entender de negocios no es lo mismo que entender de economía. La confusión es universal y muy difícil de corregir, pues nadie se atrevería a decirle a un empresario de gran éxito en los negocios que no entiende de economía porque se expondría a que le conteste: "no seas imbécil, ¿no ves cuanto dinero he ganado?"
 
Sin embargo, hay muchos empresarios muy ricos que son anticapitalistas porque creen que el estado (los políticos) debe manejar la economía. Así, también, hay muchos pobres que sin tener capital son capitalistas.
 
Todos dicen estar a favor de la igualdad ante la ley, pero a los socialistas, ricos o pobres, les choca que la igualdad de derechos cause desigualdad económica. Creen que los ricos son ricos porque se aprovechan de los pobres y tienen complejo de culpa por ser ricos. Olvidan que el estado natural del hombre es la pobreza y que la riqueza es artificial, que hay que producirla, que es precaria y que cuando las mismas reglas se aplican a todos, por muchas razones los resultados siempre serán desiguales. Aprueban que se redistribuyan los ingresos, siempre que no sea la fortuna propia que hicieron o heredaron. Confunden oportunidad con libertad y condenan al capitalismo por la falta de igualdad de oportunidades como si la carencia fuese culpa de los que sí las han tenido. Como no saben de economía, no se percatan de que en una economía de mercado las oportunidades de algunos no son la causa de la falta de oportunidad de otros.
 
El tema no es fácil. La diferencia entre economía y negocios no es obvia, pues las mismas palabras tienen distinto significado en economía que en los negocios. Por ejemplo, pregúntele a un banquero cuál es el precio del dinero y le contestará que la tasa de interés. Pero, en realidad, ese es el precio del crédito y no del dinero. ¿Podrá un banquero explicar cuál es el precio del dinero? "Capital" en los negocios es la diferencia entre activo y pasivo, pero en economía es otra cosa muy distinta. En economía, el capital es uno de los factores de producción; los otros son la tierra, el trabajo y la organización. En ese sentido, el capital es lo que hace posible la producción y está representado en bienes, maquinarias, equipos, edificios, dinero, etc.
 
Depreciación, en los negocios es una cosa, pero ¿en economía qué significa? ¿Cuantos empresarios podrían explicar la diferencia entre ventaja competitiva y ventaja comparativa? ¿Cuántos grandes empresarios saben qué es el costo muerto de un privilegio? ¿Acaso saben qué quiere decir que los efectos de cualquier política son siempre al margen y no en promedio? ¿Y nos podrán explicar cuál es el efecto de los impuestos de importación en los ingresos de los exportadores? ¿Cuántos empresarios están conscientes de que son tomadores de precios? ¿Cuántos creen que sus utilidades es lo que agregan a sus costos? ¿Y podrán explicar cómo es que en un intercambio libre ambas personas ganan?
 
En todo el mundo, los consejos económicos de los empresarios han hecho daño porque con la comprensible tendencia a dirigir la economía como un negocio, desconfían del mercado y por el hecho de tener dinero sobreestiman sus conocimientos económicos.
 
© AIPE
 
Manuel F. Ayau Cordón es Ingeniero y empresario guatemalteco, fundador de la Universidad Francisco Marroquín, fue presidente de la Sociedad Mont Pelerin.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios