Menú

Schwarzenegger promete

0
El fracaso del gobernador demócrata, ha llevado a los californianos a la desesperación y están a punto de dar un golpe de estado democrático a Gray Davis, revocando su mandato por medio del referendo del 7 de octubre. Como en Venezuela, quienes están en el poder en California recurren a toda clase de gimnasia legal para evitar el referendo, pero parece que ya agotaron los recursos y se llevará a cabo.

Esta forma de revocar mandatos es un gran adelanto en la democracia que sin duda tendrá que ir adoptándose en futuras constituciones, pues ya no es justo sacrificar a pueblos enteros por los desaciertos de quienes son electos en base a canciones, gorritas y falsas promesas. Hay que establecer una manera de remover el mandato democráticamente cuando después de suficiente oportunidad es evidente el fracaso. En otros tiempos, los golpes de estado no siempre resultaban en una mejora, pero por lo menos la mera posibilidad de ser removidos por un golpe militar ponía presión a gobernantes para no llegar a los excesos de ruina que han alcanzado desde que se les garantiza permanencia, con ciega veneración democrática. Si los gobiernos latinoamericanos eran malos en las décadas de los 50, 60 y 70, los que los han seguido han resultado peor, pues antes al menos la pobreza iba disminuyendo y desde entonces dejó de hacerlo.

Los habitantes de California pueden votar con los pies e irse a otros estados. Los latinos se tienen que ir de mojados. De California se han marchado miles de empresas y su población ha disminuido en cerca de un millón de habitantes, a pesar de la llegada de inmigrantes latinos. Guatemaltecos en busca de oportunidades que no encuentran en sus patria (10% de la población) han emigrado a EEUU y hoy sus remesas, para ayudar a familiares que soportan los desaciertos del gobierno, constituyen la principal fuente de divisas del país.

¿Y qué ofrece el candidato Schwarzenegger que lleva la delantera en las encuestas en California? Para ilustrar su filosofía nos dice en el Wall Street Journal que ningún político debería olvidar las enseñanzas de Milton Friedman y Adam Smith, que son quienes más han impactado su manera de pensar y enseñado que un gobierno intruso y pesado asfixia el proceso de creación de riqueza. Ofrece abandonar las políticas que ahuyentan a los empresarios, quienes han sido tratados como enemigos.

Su plan es rescatar la economía del estado de California, bajando impuestos para hacer sus actividades más competitivas. Cita al presidente John Kennedy: "cuando los impuestos son muy altos nunca habrá suficiente empleo ni ingresos fiscales para balancear el presupuesto" y, agrega Schwarzenegger, "nuestro sistema impositivo está diseñado para hacer más pobres a los ricos y no más ricos a los pobres... quiero que en tres años los empresarios digan que California es el mejor estado para hacer negocios".

Nos cuenta el economista Alvin Rabushka que en otras latitudes, curiosamente en países otrora comunistas, la tasa única impositiva comienza a bajar y a reemplazar la progresiva: en Rusia 13% desde 2001 y la recaudación del impuesto sobre la renta aumentó en 40% y el crecimiento económico 4,3%. Estas políticas las adoptaron después de fracasar con las recomendadas del FMI. Otros ejemplos: en Ucrania la tasa única del ISR es 13%, pronto en Eslovaquia será de 19%. Desde los años 90, en Estonia es 26% y Latvia 25%, creciendo su economía a ritmo de 6,1% anual.

Schwarzenegger advierte que el presupuesto de California no debe crecer más rápido que el presupuesto familiar y que ya es tiempo de vivir bajo la sana regla de no gastar lo que no se tiene. ¿Aprenderemos eso en América Latina?

Manuel F. Ayau es ingeniero y empresario guatemalteco, fundador de la Universidad Francisco Marroquín y ex presidente de la Sociedad Mont Pelerin.

© AIPE

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios