Menú
Martín Higueras

Alonso "aterriza" en Sepang

Hace una semana apuntamos que el cuarto lugar de Alonso era tal vez algo engañoso. En Sepang esto se ha probado.

Martín Higueras
0

Lo de Kimi Raikkonen tiene mucha gracia. Resulta que ahora no estamos tan seguros –a juzgar por algunos comentarios– de que sea un "piloto Ferrari". Ya en 2006 e incluso en 2007 el finlandés había recibido muchas críticas. Pese a eso logró superarse y convertirse de manera justa en campeón del mundo. Entonces el discurso de algunos cambió y Iceman comenzaba a ser un gran piloto, muy visceral, pero gran piloto. En 2008 su actuación ha sido casi perfecta. A una situación que le llevó a puestos retrasados en la parrilla de Australia, le siguió una actuación espectacular, remontando y demostrando lo rápido que es.

Ahora en Malasia todo fue mucho mejor. Raikkonen dominó sin dificultades el gran premio y aunque partió segundo supo en qué momento adelantar a su compañero de equipo. Gracias a dos vueltas estratosféricas –la 16 y 17– pudo hacerlo tras la primera entrada a boxes. Esa es la auténtica razón: dos vueltas fantásticas y no alguna retorcida estrategia. Sin duda, Sepang puede haber sido un punto de partida para Raikkonen tras los problemas de Melbourne. Lo que sí parece más preocupante es lo de Massa. Aunque ha demostrado ser un piloto muy rápido (sobre todo en clasificaciones), algunas veces –como este domingo– tiene detalles que hacen recordar a Juan Pablo Montoya. El colombiano era endiabladamente rápido pero algo no funcionaba en carrera: su desconcentración le hacía cometer errores increíbles que le dejaban sin opciones.

Hay varias otras cosas que reseñar de esta carrera. Lo primero es sin duda la situación de McLaren. Hamilton parecía infinitamente superior en Australia y este domingo demostró su buen momento con una perfecta partida que le colocó muy cerca de los líderes (salió retrasado por una sanción de la FIA). Después sufrió muchísimo para seguir el ritmo de los Ferrari y para colmo de males se vio perjudicado por una desastrosa primera entrada a boxes, lo que le quitó casi todas las opciones de subir al podio. Como lo de Raikkonen en Melbourne, no hay duda de que esto es sólo una situación aislada. Para Kovalainen la cosa fue mejor y logró un gran podio por detrás de un Robert Kubica que mostró ser un piloto muy rápido. Ya lo hizo en Australia pero esta vez todo ha ido mucho mejor. Su estrategia fue muy diferente a la de los demás, aprovechando entre dos y tres vueltas rápidas mientras sus rivales entraban a repostar y cambiar neumáticos.

Hace una semana apuntamos que el cuarto lugar de Alonso era tal vez algo engañoso. En Sepang esto se ha probado. Con menos abandonos, el español ha logrado una posición tal vez más realista. No hay duda de que su R28 no da para más y pese a eso logró pelear en las últimas vueltas el séptimo lugar con Webber, el mismo que taponó muy bien a Hamilton durante muchas vueltas. Habrá que esperar algunas carreras para que Alonso tenga en sus manos un monoplaza mejor, aunque también las otras escuderías buscarán comenzar con buen pie las carreras europeas.

Las cosas están muy ajustadas después de este segundo GP del año. En Bahrein alguno de los punteros logrará despegarse de los demás en la clasificación para llegar a Europa –donde para muchos realmente empieza el Mundial– con una cierta ventaja. El año pasado Massa fue el ganador por delante de Hamilton y Raikkonen. Alonso logró salir victorioso en 2005 y 2006 con Renault. Sin embargo, las cosas han cambiado mucho en la escudería francesa y sus opciones son nulas por el momento. La pelea volverá a estar entre Ferrari y McLaren con BMW-Sauber como posible invitado.

 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios