Menú
Martín Higueras

Alonso: brillante en la pista, lamentable fuera de ella

El español está por encima de los demás y eso, le guste o no, es también gracias a que Renault le ayuda con un material perfecto.

Martín Higueras
0
Tal y como escribimos hace un año, la verdadera Fórmula Uno se aprecia con carreras como las de este domingo. Guste o no, el circuito de Ímola siempre nos ha ofrecido duelos sin igual, aunque también momentos trágicos, en especial como aquel 1 de mayo de 1994 en el que fallecieron Ayrton Senna y Roland Ratzenberger. A partir de ese año, el trazado sufrió diversos cambios y la curva Tamburello fue la primera en la lista. Esta vez se decidió cambiar la espectacular Variante Alta por una chicana aún más cerrada y lenta. Una pena porque era una zona donde se realizaban maniobras increíbles, como la de Schumacher sobre Button el año pasado.
 
El duelo de este domingo fue entre los dos mejores pilotos de la parrilla y la victoria le tocó ahora a Schumacher. El alemán aguantó a Alonso teniendo un coche con un rendimiento claramente más pobre (Alonso hizo la vuelta rápida). El siete veces campeón resistió pese a sus graves problemas tras la primera parada en boxes y se apuntó un nuevo triunfo que aumenta su récord de victorias a 85 y que complementa la nueva marca que estableció en clasificaciones con 66 poles, una más que el mítico Senna.
 
Sin embargo esta carrera pudo tener aún más emoción si no fuera por el absurdo despiste de Barrichello, que se quedó totalmente dormido al salir de pista el coche de seguridad en la segunda vuelta. Rompió totalmente la carrera y dejó que los únicos cuatro que pudieran ganarla fueran Schumacher, Button, Massa y Alonso. Es imposible entender la razón de dicho error. O el brasileño cree aún que sigue siendo el fiel escudero del alemán o es que ha decidido serlo de su nuevo compañero de equipo. Con este fallo, sufrieron muchos en especial los McLaren que pese a una carrera discreta arañaron el tercer lugar del podio con Montoya y el quinto de un desconocido Raikkonen. El consuelo para estos dos es que para el GP de Europa (dentro de dos semanas) tendrán una nueva evolución del motor Mercedes.
 
Alonso demostró estar en un momento excelente pero sólo deportivamente. Uno de los episodios más desagradables de los días previos a este fascinante GP de San Marino fueron sus desafortunadas declaraciones. El piloto asturiano declaró que esta temporada tampoco esperaba ayuda alguna de Renault porque nunca lo habían hecho en los últimos años. Malinterpretado o no, estas palabras cayeron muy mal en su escudería e incluso Flavio Briatore tuvo que pedirle explicaciones. Por supuesto que Alonso intentó matizar sus críticas y, como no, culpó a la prensa de crear polémicas "por crearlas". A mediados de la temporada pasada ya tuvo algunos roces con los medios e incluso desde Libertad Digital, nuestro compañero Juan Manuel Rodríguez le dedicó una conveniente respuesta. El vigente campeón del mundo debe aprender que sus palabras son siempre seguidas de cerca y decir eso es menospreciar un equipo que apostó siempre por él y que en combinación con su talento logró darle un Mundial de F1 gracias a un coche muy competitivo. Pero en realidad no es una sorpresa. Cuando ganó el Mundial el año pasado, dijo que no debía agradecérselo a nadie. Ahora carga otra vez contra sus mecánicos y su equipo. Y cuando no esperábamos ningún comentario al respecto durante la transmisión de las clasificaciones por televisión, los comentaristas de Telecinco –que muchas veces se transforman en verdaderos abogados del piloto español– lo excusaron y justificaron. Lamentable.
 
Pero desde estas líneas preferimos sinceramente centrarnos en lo que realmente importante, lo deportivo. En ese rubro Alonso no tiene discusión. Este inicio de temporada ha sido perfecto para él y sus aspiraciones de lograr el bicampeonato aunque por el momento queda mucho. El español está por encima de los demás y eso, le guste o no, es también gracias a que Renault le ayuda con un material perfecto. Lo que viene ahora es el GP de Europa en el circuito de Nurburgring donde Alonso ganó en 2005. Sin embargo, Schumacher también sabe ganar también ahí (1995, 2000, 2001 y 2004) por lo que esperemos ver un nuevo duelo apasionante entre los dos.
 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios