Menú
Martín Higueras

Alonso, ¿candidato al Mundial?

El título es ironía pura, pero no porque Alonso no lo quiera sino porque los dos principales candidatos no parecen tener muchas ganas de ganarlo.

Martín Higueras
0
Como habrán imaginado, el título es ironía pura, pero realmente no porque el piloto español no lo quiera sino porque los dos principales candidatos a llevarse el Mundial no parecen tener muchas ganas de ganarlo. Ni Hamilton ni Massa parecen haberse dado cuenta de lo que se están jugando y otros, o más bien uno –y ya saben de quién hablo–, parece que ha repasado su experiencia en dos campeonatos mundiales para mostrarles lo que hay que hacer.
 
Si recordamos las últimas carreras, notamos que Lewis Hamilton –tal vez el mejor del año en la relación piloto-coche– no gana desde el GP de Alemania. Los últimos 10 puntos fueron el 20 de julio, casi tres meses sin ver lo más alto del podio. Bueno, sí lo hizo en Bélgica pero el primer lugar le fue despojado por una polémica decisión de los comisarios de la FIA. Desde Hockenheim nada aunque sumando puntos en cada gran premio. Un quinto en Hungría, un segundo en Valencia, un tercero en Spa, un séptimo en Monza y otro tercero en Singapur. A Massa le ha ido algo peor: Victorias en Valencia y Bélgica (en Hungría fue 17º), un sexto en Monza y decimotercero en Singapur. Es decir, en cinco carreras, de 50 puntos posibles, el británico ha sumado 26 y el brasileño 23. Un bagaje bastante discreto para dos pilotos que pretenden ser campeones del mundo. Eso sí, ahora en Japón Massa ha sumado un punto más.
 
Ahora vuelven a aparecer los fantasmas de Hamilton. Si hace unos días admitió que la presión le pudo en 2007, ahora Hamilton ya no tendrá la excusa de ser un debutante. Con la pole en Fuji podía administrar casi todo dejando la presión a Massa. Era éste el que tenía que apostar por todo. Apostó demasiado y dejó fuera de carrera al británico cuando éste ya le había adelantado. Hubo sanción pero el daño ya estaba hecho, dejando al piloto de McLaren último sin posibilidades de podio. Si algo positivo tiene que sacar Hamilton es que sólo se ha recortado la diferencia en un punto, con la ventaja de que queda una carrera menos. Pero ojo, no vaya a ser que el recuerdo de China 2007 le comience a quitar el sueño.
 
Ahora vamos a lo que nos interesa. Si hace dos semanas dije que parte de la victoria de Alonso en Singapur se había debido a la suerte de que saliera en el momento preciso el safety car (cosa que generó enorme polémica cuando él mismo lo había admitido y que además no tiene nada de malo tener un poco de suerte), esta vez el triunfo es sin duda todo suyo. Ha demostrado una vez más que sigue siendo el piloto tan competitivo de los últimos años y que por fin tiene un coche que puede darle resultados, lo que debe provocarle aún más dudas sobre su futuro, aunque sinceramente creo que ya tiene tomada su decisión. Alonso se olvidó –como debía– de los problemas de los otros coches y pilotos y se limitó a conservar la diferencia que delante tenía Kubica. Con paciencia y sin precipitarse, esperó a la primera entrada a boxes para dar el vuelco. A partir de allí, el objetivo fue aumentar poco a poco las diferencias, dejar las peleas para otros –en este caso la de Kubica-Raikkonen– y no cometer errores. Repito, para que no quede alguna duda que genere otra vez polémica: Esta victoria es de Alonso y de Renault al 100%.
 
Ahora, la tranquilidad del piloto español debe ser máxima. Dos victorias en dos carreras y palabras de agradecimiento para su equipo. Ya lo ha dicho él mismo: El sabor de boca en Japón es aún mejor que hace 15 días. La mejora de Renault es obvia y se entiende la desesperación de muchos equipos para tenerle en sus filas ya que Alonso garantiza sobre todo un gran de desarrollo del monoplaza. Descartados Ferrari, McLaren, BMW y Williams, Renault seguro que es el mejor posicionado pero algo me sigue diciendo que Honda también es una posibilidad. Como ya lo dije hace unos días, sería por lo que yo apostaría.
 
No hay descanso. El próximo domingo ya nos llega el GP de China y quien sabe si Alonso nos vuelve a sorprender a todos. Y es que –como he querido reflejar en el título de esta opinión– parece el único interesado en ganar el Mundial pese a que ya no tiene posibilidades. Yo ya no apuesto por nadie y si lo hiciera, ¿por qué no hacerlo por Kubica? Recordemos 2007 y la posición de Raikkonen a estas alturas.
 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios