Menú
Martín Higueras

Alonso comienza con buen pie

0
Primer Gran Premio del Mundial 2005 y primera gran carrera de Fernando Alonso. El asturiano, junto a su compañero de equipo, Giancarlo Fisichella, ha demostrado que Renault tiene un gran potencial, al menos para estos primeros GP, ya que otras escuderías –como Williams o Ferrari– irán acortando distancias a medida que la temporada vaya llegando a Europa.
 
En Albert Park (Melbourne) se ha podido ver una carrera muy interesante, en especial por las nuevas estrategias, producto de la nueva reglamentación. Es verdad que las entradas a boxes han perdido emoción por la supresión del cambio de neumáticos, aunque el control de su presión y el repostaje mantienen su gran importancia para el desarrollo de un gran premio. Es justamente gracias a este gran trabajo de Renault, y por supuesto a su gran carrera, por lo que Alonso logró subir al podio en el tercer lugar, el mismo resultado que en 2004.
 
El asturiano no tuvo una de esas partidas a las que nos tiene acostumbrado –por ejemplo la del año pasado en este mismo circuito– porque los sistemas de salida han cambiado. Pero logró pasar a un par de coches e instalarse detrás de Jacques Villeneuve. Se ha hablado de tapón, pero la verdad es que el canadiense hizo su carrera con un coche inferior. La prueba de esto es que tras ser doblado por Alonso, Villeneuve le devolvió la jugada en la siguiente curva. Es verdad que Alonso perdió tiempo detrás del ex campeón mundial pero pudo superarlo y despegarse de él.
 
En el juego de entradas a boxes, los ganadores fueron sin duda los mecánicos de Renault. Alonso se aprovechó de eso en sus dos entradas y se encontró detrás del brasileño Barrichello. Su sorpresa fue tal que incluso lo preguntó por radio: "¿Estoy detrás de Barrichello?" La respuesta fue clara: "Sí Fernando, estás detrás de Barrichello y en P-3 (tercera posición)". Esta entrada a 12 vueltas del final y con la segunda posición a pocos segundos hacía pensar que Alonso atacaría para regalarnos uno de esos duelos que dan sentido a la F1, como aquel que tuvo con Button el año pasado en Hockenheim. No ocurrió por una sencilla razón: la nueva reglamentación. Es esta la parte negativa de tener un solo motor por cada dos carreras. La obligación de levantar un poco el pie para terminar de manera conservadora y cuidar lo más posible la mecánica. Alonso terminó tercero y dio la impresión de estar en un gran momento.
 
El que no estuvo a la altura en ningún momento fue Michael Schumacher. No hay duda de que es el mejor piloto de la parrilla, pero este pasado fin de semana demostró que también tiene debilidades. En clasificaciones le fue mal y tras cambiar de motor partió desde la última posición. Tuvo un interesante duelo con Raikkonen (el finlandés salió desde boxes y llegó octavo) pero cometió un error al intentar cerrar a Heifeld, que lo estaba pasando limpiamente por la derecha. El de Williams tuvo que bloquear los frenos y embistió al alemán de Ferrari. No es la primera vez que Schumacher hace una maniobra similar. Esta vez le salió mal.
 
Se puede llegar a varias conclusiones después de este fin de semana en Albert Park. La primera es que Alonso y Renault están en un gran momento de forma y que en las próximas carreras seguirán en lo más alto. También que Ferrari debe estar bastante preocupado. El resultado de Barrichello es bueno, pero da la impresión de que el F2004M no dará para mucho, de ahí la posibilidad de que el F2005 aparezca antes del GP de España. McLaren también está en un buen momento y tanto Raikkonen como Montoya lo demostrarán en la próxima carrera de Malasia.
 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios